Construyen baños a quienes no lo tienen: "Un balde no es un baño"

Construyen baños a quienes no lo tienen: "Un balde no es un baño"

Movidos por la problemática social de millones de familias que no tienen baño, un grupo de jóvenes cordobeses se lanzó a conformar un proyecto que ayuda a muchas personas a acceder a un sistema sanitario digno. Codo a codo con esas familias, construyen un módulo que incluye baño y cocina.

Giza Almirón

Hace un año, Pedro, Vale, Tomás, José, Andrés y Karín fundaron la primera franquicia social de Módulo Sanitario en Córdoba. Este grupo de amigos se dedica a la construcción de baños y cocinas que se anexan a las viviendas que Un Techo para mi País construye en asentamientos de distintos lugares de Argentina. Además, buscan educar en hábitos de higiene.

El baño de Módulo Sanitario incluye bacha, ducha e inodoro.

Karín se encarga de la parte social, de los voluntarios y las familias. A través de Techo, llegan a distintos barrios donde se hayan construido viviendas desde esa organización. Allí buscan un punto de referencia (tales como ONGs, merenderos y diferentes espacios que trabajen en esos barrios) para poder vincularse con quienes viven ahí. Hacen luego un censo masivo, donde conocen la realidad de todas las familias. Después de una segunda visita y a partir de los datos obtenidos en el censo, establecen una lista de prioridades para asignar y construir. A las familias elegidas se les hace un acompañamiento durante cuatro meses, tiempo en el que ellas mismas deben hacer el pozo –calzado y con tapa– y comprar un tramo del caño que va desde el módulo hasta el pozo. Estas familias tienen que pagar el 8% del valor del baño. Desde Módulo Sanitario buscan ayudar a que las personas puedan hacer su esfuerzo y en el caso de que no lo consigan, buscan juntos la solución. Por último, construyen el baño en un fin de semana, con las familias como protagonistas, y durante un tiempo se les hace un seguimiento.

El módulo incluye cocina, además de baño.

En Argentina hay, por lo menos, 6 millones de personas que no tienen un baño en su casa. “La realidad duele, es cruda e injusta. Una vez que esa realidad que dolía pasa de ser una estadística a una persona con nombre y apellido, empieza a lastimar”, dice Pedro, conmovido frente a la problemática que atraviesa a tantas familias de todo el país. Es el caso de Paulina, Amadeo, Franchesco, Brisa, Yoseli, Yuthiel y Eve, que tienen entre 2 meses y 14 años, y no cuentan con el acceso a un sistema sanitario digno. “Eso duele más, y si les ves las caritas, ni te cuento”, agrega Pedro.

Este grupo de jóvenes se compromete y busca “visibilizar realidades, darle importancia al dolor del otro, acompañar, esforzarnos juntos, cumplir sueños, devolver dignidad, valorar la vida”, tal como dice Karín. Es eso de lo que se trata Módulo Sanitario, lo que le da sentido al proyecto.

Más de 6 millones de personas en Argentina usan un balde a modo de baño.

La mitad del módulo que ayudan a construir corresponde a la cocina, que incluye una bacha y un lugar para poner el horno, mientras que la otra mitad es para el baño, que también tiene una bacha, además de inodoro ducha, con un termotanque de agua caliente de 20 litros. Este proyecto “es mucho más que un inodoro, mucho más que un baño”, afirma Karín. En esta misma tónica, desde Módulo Sanitario lanzaron el 19 de noviembre (Día Internacional del Inodoro) el lema “Un balde no es un baño”, con el fin de visibilizar esta problemática. Y es mucho más que un baño ya que “Gracias a un baño digno se pueden desarrollar hábitos de higiene básicos (como lavarse las manos y cepillarse los dientes), lo que lleva a prevenir enfermedades diarreicas, respiratorias y de otra índole, mejorando de gran manera su calidad de vida”, dice Pedro, haciendo alusión a las personas a las que pueden llegar con su proyecto.

Módulo Sanitario no recibe nada del Gobierno, no tiene banderas políticas ni religiosas. Se solventan de donaciones, ventas y rifas. El grupo de jóvenes que trabaja en Córdoba afirma que este proyecto es “la muestra de que juntos podemos transformar la realidad”.

El grupo de jóvenes construye baños codo a codo con las familias a las que ayuda.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?