El Senasa declaró alerta sanitaria por el brote de peste porcina africana

El Senasa declaró alerta sanitaria por el brote de peste porcina africana

Este miércoles se estableció una nueva emergencia sanitaria y se adoptaron nuevas medidas para prevenir el ingreso del virus a raíz de una serie de brotes en República Dominicana y Haití.

Candelaria Reinoso

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) declaró alerta sanitario en todo el país a raíz del brote del virus de la peste porcina africana (VPPA) que se observa en República Dominicana y Haití desde principios de este año. El temor a la propagación por el territorio del continente americano derivó en nuevas medidas de prevención y fortalecimiento las ya existentes, con el fin de disminuir el riesgo de ingreso, exposición y diseminación del VPPA en huéspedes susceptibles, tanto cerdos domésticos como asilvestrados y jabalíes, en todo el Territorio Nacional. Las medidas incluyen la eliminación adecuada de residuos alimenticios de aviones, buques o vehículos procedentes de los países afectados.

“La peste porcina africana es una enfermedad que no representa un riesgo para la salud humana”, explicó Débora Marcone, Investigadora del CONICET especializada en Virología. Sin embargo, advirtió sobre el gran riesgo para el ganado porcino y para la Argentina como gran productor de cerdos. “Si bien no representa un peligro para la salud humana, puede llevar a severas pérdidas económicas para el país”, remarcó la investigadora. Tal es el caso en China, que después de llegar la peste en agosto de 2018, el virus acabó con el 50% de los cerdos del país en un año.

“Debido a la forma de transmisión del virus de la peste porcina africana (por ejemplo el contacto directo o indirecto con cerdos infectados a través de la ingestión de productos o carnes contaminadas o garrapatas infectadas) y a que el virus puede permanecer mucho tiempo en el ambiente, es posible que pueda llegar a regiones que se encuentran hoy libres de circulación viral, diseminarse y producir brotes”, explica la viróloga.

La enfermedad aguda en los porcinos es muy letal y lamentablemente no existen vacunas autorizadas en la actualidad. Por estos motivos es fundamental que se logren controlar completamente los brotes que han surgido en República Dominicana y Haití, y, además, prevenir el ingreso del virus a nuestro país”, advierte Marcone. Para ello se deben adoptar políticas apropiadas de importación y medidas de bioseguridad, que impidan la introducción de cerdos vivos y de productos porcinos infectados en zonas libres de peste porcina africana. Una de las medidas incluye la prohibición del ingreso de carne de cerdo o sus derivados sin la certificación sanitaria correspondiente. En caso de constatarse incumplimientos o transgresiones, el infractor será sancionado.

Durante los brotes se pueden emplear las medidas sanitarias clásicas, incluida la detección temprana y la matanza humanitaria de los animales (con la eliminación adecuada de las canales y los desechos). También se debe realizar una limpieza y desinfección a fondo más la vigilancia e investigación epidemiológica detallada. Las estrictas medidas de bioseguridad en las explotaciones son claves para evitar la propagación de estas enfermedades.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?