Y un día me contaron que puedo tener un gemelo digital

Y un día me contaron que puedo tener un gemelo digital

La evolución tecnológica que está ocurriendo a gran velocidad en todos los sentidos va creando nuevas capacidades y herramientas para que podamos ahorrar costos innovando con una mínima cantidad de variables libradas al azar.

Fernando Freytes

La tecnología avanza aceleradamente tanto en lo que respecta a la capacidad de cómputo en el borde o en la nube cómo en la capacidad de almacenamiento con nuevas formas de pago variable según el uso y la evolución de las redes tanto fijas como móviles. Y por ello surge la oportunidad de crear nuevos negocios con riesgos mínimos. 

¿Cómo? Mediante la utilización de la tecnología llamada Gemelos Digitales (Digital Twins). Si bien este concepto no es nuevo ya que fue creado a principios de este siglo por el ingeniero informático Michael Grieves y John Vickers -director de tecnología de la NASA-, es en estos tiempos que podemos tomar ventajas de ella también en nuestras empresas generando nuevos beneficios y acelerando nuestra entrada a la Industria 4.0.

Cómo puedo crear un gemelo digital en mi empresa

Un gemelo digital es una representación virtual de un objeto o proceso físico o real que nos sirve para poder probar diferentes conceptos en un escenario seguro antes de adoptarlos en la vida real con las consecuencias que eso puede significar. El concepto de digital tiwns consta de 3 partes: el objeto o proceso físico, su contraparte virtual y las conexiones entre ellos.

Aquí entran conceptos como el de IoT (Internet de las cosas) que serían los sensores que pueden estar conectados a un objeto real que toma datos para alimentar a su gemelo digital para que esté siempre actualizado en tiempo real y así poder simular o entender todo lo que le puede estar pasando a ese objeto. Con esa información luego podrías, por ejemplo, simular cuando una falla va a suceder para así anticipar un mantenimiento que hará que no tengo que parar, por ejemplo, un proceso productivo y evitando así impactos evitables en una estructura de costos, o en tiempos que al fin y al cabo pueden afectar la experiencia al cliente, que hoy es todo. También podría hacer modificaciones en las piezas de un motor y probarlas virtualmente antes de implementarlas en la realidad.

Imaginen que todo lo que hacemos empíricamente de manera real ahora lo podemos probar antes, con mayor grado de exactitud y tomando el comportamiento del objeto físico, de manera totalmente virtual. La optimización de los tiempos, la optimización de los procesos de mantenimiento, la creación de nuevos productos o mejoras de los que ya tenemos y demás beneficios que nos trae esta tecnología es enorme y cambia nuestra forma de trabajar para siempre.

Como hablábamos en la anterior columna, esto forma parte de la industria 4.0 en donde el IoT es fundamental y que con el tiempo también aporta a la creación del big data y en consecuencia nos deja listo para la aplicación futura de la Inteligencia Artificial, sin descuidar nunca la ciberseguridad.

Dicho esto, está claro que las áreas de IT cada vez toman más relevancia en el negocio por lo que es indispensable contar con una muy buena estrategia de conformación de equipos de estas áreas que nos permitan evolucionar con constancia y velocidad en el tiempo. Formar una buena columna vertebral con expertos de UX/UI, un jefe de desarrolladores, un experto en big data, Quality assurance, etc, combinados con el uso de metodologías ágiles de desarrollo son fundamentales. Esto no significa que las empresas más pequeñas no puedan implementarlo y tomar ventaja de estas tecnologías. En este caso será fundamental contar con socios estratégicos expertos e ir tomando conocimiento de ellos.

Entonces, si sienten que esto les hace sentido para usarlos en sus negocios no duden en comenzar a profundizar y apostar por la evolución e innovación tecnológica.

 

* Fernando Freytes es ingeniero y Head of IoT en Telecom Argentina

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?