¿Es posible implementar una semana laboral más corta y flexible?

¿Es posible implementar una semana laboral más corta y flexible?

La productividad ha mejorado en la mayoría de los trabajadores en los últimos meses. Por ello, muchos empleados prefieren que las empresas se replanteen la duración de la semana laboral y el número de horas que se deben trabajar.

MDZ Trip

La pandemia trajo un modelo de trabajo que en muchas empresas es posible que permanezca. El trabajo híbrido que muchas compañías comenzaron a implementar en Argentina y en el mundo ha demostrado buenos resultados en relación a la productividad de los trabajadores.

Más de 8 de cada 10 personas encuestadas (82%) afirma que su productividad se ha mantenido o ha mejorado en los doce últimos meses. Consideran que ha sido posible gracias a que la gente gestiona cada vez mejor su tiempo y el equilibrio entre la vida profesional y personal, así lo afirma  un estudio realizado por el Grupo Adecco a nivel global, en el cual participaron 14.800 encuestados de 25 países, entre ellos, empleados de oficinas de Argentina, Bélgica, Brasil, Canadá, China, Dinamarca, México, Noruega, Países Bajos y Suiza.

8 de cada 10 personas cree que su productividad ha mejorado en los últimos 12 meses.

Según dicho informe, el 72% de los consultados quieren que las empresas se replanteen la duración de la semana laboral y el número de horas que se deben trabajar; más de la mitad (57%) cree que su trabajo se podría hacer en menos de 40 horas. Además, se supo que el 75% de los empleados piensa que es importante mantener la flexibilidad como parte de la vuelta a la normalidad. Por ello, tanto los trabajadores como los líderes piden que la valoración del trabajo se base en los resultados y no en las horas trabajadas. 

Sin embargo, aún falta que muchas empresas se adapten a este modelo de productividad basado en resultados. Tan solo el 36% de los empleados consultados cree que su supervisor basa su rendimiento en resultados por encima de las horas trabajadas.

Los resultados del trabajo a distancia

La productividad ha sobrevivido al cambio hacia el trabajo híbrido, el 82% de los empleados siente que es tan productivo o más que antes. Según el estudio, el 63% de los encuestados considera que sus habilidades de trabajo digital y a distancia mejoraron en este último tiempo; como así también el 50% afirmó que el equilibrio entre la vida laboral y personal había mejorado. En cuanto a la gestión del tiempo, el 47% indicó que había mejorado y el 39% cree que mejoró la confianza depositada en ellos para terminar el trabajo.

La flexibilidad se ha valorado extremadamente en todas las zonas geográficas, sin diferenciar género, edad y tampoco etapa de la vida, especialmente en aquellos que tienen niños y demás responsabilidades. Esto lleva a que los que pertenecen a la Generación Z sean los que menos valoran la conservación de la flexibilidad. La mayoría de las personas (67%) disfrutó en general de cierta autonomía en su propia programación; a su vez, una proporción de trabajadores igualmente elevada (76%) desea mantener esta flexibilidad en cuanto a cómo y cuándo trabajar de aquí en adelante.

¿Una semana laboral más corta? 

El informe indica que el número de horas trabajadas ha aumentado un 14% desde 2020, con el 63% de los trabajadores que afirma que trabaja más de 40 horas a la semana. Sin embargo, 6 de cada 10 empleados indicaron que podrían realizar sus tareas diarias en menos de 40 horas. Por ello, la mayoría de los encuestados, casi el 75%, desea que las empresas revisen la extensión de la semana laboral y afirma que los contratos deberían centrarse en las necesidades del rol en lugar del número de horas trabajadas. 

“A pesar de la aprobación universal del modelo de trabajo híbrido y flexible para la mayoría de los trabajadores, es evidente que existe una experiencia polarizada en los diferentes aspectos del trabajo, que abarcan el bienestar, la carrera profesional, las relaciones y la interacción con la empresa", sostiene Alexandra Manera, Directora de Recursos Humanos de Adecco Argentina y Uruguay.

A su vez, Manera plantea que una de las claves para encontrar la norma que funcione para todos es escuchar a los empleados para identificar qué elementos del trabajo flexible han funcionado bien y dónde hay espacio para mejorar, "las empresas deben reconocer que no existe una solución universal”.

Ideas principales para establecer una semana laboral flexible y más corta

  • Las empresas y las administraciones deben esforzarse por crear un modelo híbrido que fomente y promueva un régimen laboral mejor para todas las personas, reconociendo así que no existe una solución universal. Escuchar los comentarios de los empleados y lograr el equilibrio serán la clave del éxito del trabajo híbrido.
  • La gente quiere trabajar de manera más inteligente, no por tiempo. Mantener la flexibilidad y el control de su propio horario es clave para los trabajadores de aquí en adelante. Las empresas deben crear una cultura de confianza y reinventar la planificación y la colaboración para una nueva era de trabajo flexible. 
  • Puesto que todos los implicados solicitan mayor flexibilidad, es indispensable que las empresas atiendan las necesidades de los empleados para garantizar un lugar de trabajo sostenible y atractivo para todos. 
  • La métrica principal con la que se mida un empleado debe ser el rendimiento y los resultados en lugar de las horas trabajadas. 
  • Las peticiones a las empresas para que revisen los contratos por horas y se reenfoquen en los resultados siguen siendo claras, y los líderes comparten esa visión. La automatización de las tareas más repetitivas haciendo uso de la tecnología y de la Inteligencia Artificial cobrarán especial importancia hacia el cambio. 
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?