¿Cómo frenar la caída del pelo provocada por el estrés?

¿Cómo frenar la caída del pelo provocada por el estrés?

La caída del cabello es un problema habitual tanto para hombres como para mujeres. Sin embargo, si modificamos algunos hábitos podremos contribuir a combatir su pérdida.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

La pandemia trajo aparejado un cambio radical en los hábitos y rutinas de millones de personas. La "vuelta a la normalidad" y las adaptaciones constantes a diferentes realidades imposibles de prever provocaron episodios de estrés y ansiedad que ocasionaron excesos de pérdida de cabello o alopecia nerviosa y también agravaron alopecia preexistente en cientos de hombres y mujeres alrededor del mundo.

Estudios realizados a nivel mundial refieren que la cifra de 100 cabellos al día es el límite entre una caída normal y la existencia de un problema capilar. Es prácticamente imposible llevar una cuenta precisa de la caída pero las alarmas deben encenderse cuando en el peine o cepillo queda una cantidad exagerada de cabello.

Expertos destacan que la salud capilar se encuentra íntimamente ligada a nuestro estado de ánimo, un momento de ansiedad, estrés o depresión puede desencadenar respuestas inflamatorias en el pelo y generar un aumento de la hormona llamada cortisol. Este proceso afecta y provoca un debilitamiento del folículo piloso, provocando una caída aguda del cabello que normalmente se evidenciará entre uno y tres meses después de producirse el suceso estresante.

La caída de cabello producto del estrés es una de las más comunes y la cifra continúa aumentando desde el inicio de la pandemia debido a las distintas tensiones emocionales que padecemos diariamente. 

Factores que influyen en la caída del cabello

Uno de los tipos de caída más comunes relacionada al estrés es la alopecia nerviosa que está caracterizada por alterar el ciclo vital de los folículos pilosos lo que ocasiona que el pelo se debilite y caiga; además de provocar un aumento de la secreción por parte de la glándula sebácea del cuero cabelludo.

El estrés es el principal desencadenante de la alopecia nerviosa y en ocasiones posibilita que, hasta el 70% del pelo se desprenda en grandes cantidades. En estos casos, es reversible y temporal, el cabello puede recuperar los ciclos normales de vida una vez que cesan los episodios de ansiedad y estrés. Por ello, la detección temprana es primordial para el tratamiento.

Otros factores que propician la caída del cabello son los cambios estacionales o climáticos, el descenso abrupto de peso, la falta de hierro, trastornos hormonales, el postparto, la menopausia y menstruación.  

¿Cómo combatir la caída?

  • Tener cuidado al peinarse: no es conveniente cepillar el pelo de forma brusca.
  • Atarse el pelo cuando está mojado debilita la raíz del cuero cabelludo.
  • Llevar una dieta equilibrada que contenga frutas, verduras, cereales.
  • Dormir al menos siete horas diarias.
  • Practicar ejercicio físico para aumentar los niveles de endorfina.
  • Realizar técnicas de relajación.
  • Masajear el cuero cabelludo para aumentar el flujo sanguíneo de la zona.
  • Evitar la utilización de tinturas o permanentes muy agresivas que pueden quebrar la fibra capilar desde la raíz.
  • Usar el secador con moderación: el calor afecta la cutícula protectora del cabello y rompe el equilibrio de humedad y sequedad aumentando su vulnerabilidad.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?