"Volver a una situación de bloqueo sería dramática para todo el sector gastronómico"

"Volver a una situación de bloqueo sería dramática para todo el sector gastronómico"

Los anuncios nacionales provocaron diversas reacciones en el sector. Hay dudas y miedos frente al posible toque de queda en la provincia.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

El Gobierno nacional confirmó que a partir de mañana, 8 de enero, se restringirá la circulación nocturna en todo el país para frenar el aumento de contagios. Según el jefe de Gabinete Santiago Cafiero, "hay acuerdo con los gobernadores para restringir la circulación nocturna".

El toque de queda sanitario limitará la circulación de 23 horas a 6 horas en todo el territorio nacional. El decreto se publicará en el Boletín Oficial mañana, día en que entrará en vigencia. Sin embargo, aún no se sabe si la medida se aplicará también en Mendoza.

Esta medida afectará duramente al sector gastronómico, dueños de bares y restaurantes ya se muestra en alerta y con muchas dudas por la novedad de las restricciones. "Volver a una situación de bloqueo sería dramática para todo el sector gastronómico", contó a MDZ Andrés Civit, dueño del bar Beerlin ubicado en calle Arístides.

"Este sector ha sido el más golpeado durante la cuarentena. Muchos emprendimientos gastronómicos acudieron a financiamiento bancario y líneas de crédito de ciertas entidades gubernamentales, no fue fácil acceder y ahora se presenta una situación más difícil aún porque esos créditos hay que pagarlos", explica Civit.

Sebastián Fernández de Ground Arístides, bar ubicado en la calle Arístides, afirma que esta decisión afecta mucho al sector gastronómico ya que "las 23 horas es la hora pico para la gastronomía, distinto sería cerrar a la 1, creo que ese sería un horario prudencial y ayudaría mucho a los gastronómicos a continuar como se pueda".

De aplicarse esta medida, sería un gran golpe para los bares y restaurants de la provincia. Fernández sentencia que "con esta medida van a terminan de cerrar los pocos bares y restaurantes que sobrevivieron este tiempo".

Según el sindicado de gastronómicos desde marzo de 2020 hasta ahora ha cerrado aproximadamente un 30% de locales del rubro en la provincia de Mendoza. A esto se suma una disminución del consumo, "el ticket promedio ha caído, estamos facturando lo mismo que en periodos similares del año pasado", detalló Civit.

Confía que Mendoza quedará exceptuada del toque de queda sanitario

Pese a que el fantasma de la posible restricciones para circular por las calles de noche ronda entre los dueños y empleados de locales gastronómicos, desde el sector con gran expectativa consideran que en Mendoza no se aplicará el toque de queda sanitario. "Estamos confiados de que en Mendoza esto no va a suceder, la situación sanitaria está en mejores condiciones que en muchas otras provincias", confía Civit.

La reacción en las redes

Desde las redes sociales también ya hubo una anticipación respecto del golpe que significaría cerrar todo de nuevo. Desde el sector, aseguran que el primer cierre "ya fue muy difícil sostenerse", y que incluso "varios directamente no resistieron y tuvieron que cerrar. 

Una de las imágenes y flyer que circula por las redes denuncia lo que significa para las familias el cierre de el sector comercial gastronómico.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?