"Enfermedad X", la nueva preocupación de la OMS

"Enfermedad X", la nueva preocupación de la OMS

Los especialistas estiman que una vez que pase la pandemia de covid-19, comenzará un ciclo de recriminaciones y promesas. Además, aseguran que nadie cumplió con los protocolos creados previamente.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Eventualmente, la pandemia de covid-19 va a terminar. Puede ser porque el virus desaparezca o porque sea controlado por la vacuna. De a poco las cosas volverán a una nueva normalidad.

Según una investigación publicada por el Centro Nacional para la Información Biotecnológica de los Estados Unidos (NCBI), encabezada por  el doctor Kenneth V. Iserson, profesor de Medicina de Emergencia, director del Programa de Bioética de Arizona en la Facultad de Medicina de la Universidad de Arizona, la pandemia generará recriminaciones, ya sea por respuestas lentas, por especulaciones o respuestas exageradas ante los eventos económicos.

“El problema es que hemos hecho todo esto antes y parece que no hemos aprendido las lecciones que enseñaron nuestros predecesores”, comenta.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud ya está analizando la próxima pandemia. Cada año surge una nueva enfermedad. No siempre se transmite de persona a persona, pero esto lleva a que la OMS a encargar a un comité de expertos la actualización de la lista de enfermedades infecciosas más amenazadoras que no tienen tratamiento o vacunas eficaces.

La lista actual está obviamente encabezada por el covid-19. Sin embargo, este listado incluye un raro item: la “enfermedad X”.

 “Lo que debería actuar como una llamada de atención para financiar seriamente la vigilancia, la investigación y el tratamiento de la amplia variedad de posibles agentes pandémicos es la entidad al final de la lista corta: la ‘enfermedad X’”, sostiene Iserson.

A partir de 2015, la OMS utiliza esa designación para una enfermedad que podría causar una pandemia por ser un patógeno desconocido. La enfermedad X del año pasado ahora se llama covid-19, pero la próxima es desconocida, sin nombre y puede estar al acecho.

En función de esa enfermedad, la OMS, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC) y los Departamentos de Seguridad Nacional y Salud y Servicios Humanos ya elaboraron planes para identificar los patógenos lo más temprano posible y movilizar a los científicos, la comunidad de la salud y los políticos para combatirla.

Luego de la pandemia de SARS, la OMS detallo pasos a seguir para controlar una pandemia pero, según los especialistas, fueron ignorados durante el comienzo de la de covid-19.

“A medida que disminuya la amenaza de covid-19, los políticos harán grandes promesas de implementar planes para detener, o al menos prepararse para, la próxima pandemia. La economía en recuperación será demasiado débil al principio para apoyar el esfuerzo, aunque se prometerán más fondos en el futuro. En última instancia, realizarán cambios que sean políticamente convenientes y no autorizarán los cambios necesarios para producir respuestas más rápidas y flexibles. Los recuerdos de la angustia y la alteración social durante covid-19 desaparecerán. Nuestros baluartes contra las enfermedades pandémicas seguirán teniendo una financiación insuficiente y serán inadecuados para la tarea. Aun así, es evidente que existen múltiples enfermedades X en nuestro futuro; tenemos que estar preparados”, concluye Iserson.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?