Día Mundial del Corazón: Es clave la detección temprana de enfermedades cardiovasculares

Día Mundial del Corazón: Es clave la detección temprana de enfermedades cardiovasculares

Esta fecha busca concienciar sobre los riesgos cardiovasculares, su prevención, control y tratamiento. La mayoría de estas enfermedades son asintomáticas por eso es importante el chequeo constante.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

Cada 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón. La Federación Mundial del Corazón, con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dispuso esta fecha con el objetivo de concienciar sobre las enfermedades cardiovasculares, su prevención, control y tratamiento.

Según la OMS, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Se trata de un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos que provocan desde internaciones, discapacidades y hasta el fallecimiento.

Estas enfermedades son hipertensión arterial (presión alta), cardiopatía coronaria (infarto de miocardio), enfermedad cerebrovascular (apoplejía), enfermedad vascular periférica, insuficiencia cardíaca, cardiopatía reumática, cardiopatía congénita y miocardiopatías.

Las mismas son causadas por diversos factores de riesgo que pueden ser detectados a tiempo y modificados, y así disminuir la incidencia de la mortalidad. Estos factores son: hipertensión arterial, obesidad, diabetes mellitus, colesterol elevado, fumar, sedentarismo y alimentación. “Corrigiendo estos factores disminuimos la posibilidad que enfrenta un individuo de padecer enfermedad cardiovascular”, expresan los doctores Sebastian Wolff y José Picco desde Wolff Instituto de Cardiología y Medicina del Deporte.

Según el estudio Interheart (estudio de casos y controles multinacional), estos factores predicen el 90% de los infartos agudos al miocardio, incluyendo tabaquismo, dislipidemia, hipertensión arterial, diabetes, obesidad, dieta, ejercicio físico, consumo de alcohol y variables psicosociales (como estrés y depresión). 

Además, existen factores de riesgo exclusivos del sexo femenino, que tienen impacto sobre la salud cardiovascular, como lo son el parto prematuro, los trastornos de la enfermedad hipertensiva durante el embarazo, la diabetes gestacional y la menopausia. 

La mayoría de estos factores de riesgo se pueden identificar durante la vida reproductiva y ayudan a comprender plenamente el perfil de riesgo en mujeres jóvenes, así como la posibilidad de mejorar las estrategias actuales de evaluación de riesgos y en la prevención primaria de la enfermedad cardiovascular. La comunidad médica ha establecido que las mujeres mayores de 50 años son el grupo de mayor riesgo. 

Los números son alarmantes, “se estima que en Argentina 1 de cada 3 mujeres que fallecen es por una enfermedad cardiovascular”, informan los profesionales. Por tal motivo, consideran que “es importante fortalecer las acciones de prevención y difusión de buenos hábitos en el presente para contrarrestar los efectos de la enfermedad y los factores de riesgo”.

Desde el Instituto Wolff señalan que todos los factores antes mencionados son enfermedades que presentan un curso asintomático e incluso se mantienen sin presentar grandes problemas durante un largo plazo. Por este motivo "es importante concientizar a la población en la detección temprana de estas enfermedades a través del chequeo cardiovascular y la consulta periódica con profesionales, para así disminuir la incidencia de complicaciones más graves”, advierten los cardiólogos.

Respecto a los controles y chequeos, Sebastián Wolff indica que "por lo general se realizar una evaluación cardiovascular completa con un electrocardiograma". Dependiendo de cada persona y su historia clínica se pueden hacer otros estudios adicionales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?