Incidentes en la Clínica Santa Clara: "Entiendan nuestra situación"

Incidentes en la Clínica Santa Clara: "Entiendan nuestra situación"

Los familiares del hombre que pateó la puerta de ese centro de salud salieron a dar su versión de los hechos y acusaron a los médicos de "haber dejado morir" a su madre. Discuten lo que se comunicó desde el nosocomio e insisten en que "hacía semanas" que pedían la internación de la mujer. Qué dicen.

Facundo García

Facundo García

"Es verdad. Lo que hizo mi hermano está mal. Pero un vidrio puede pagarse, en cambio a mi mamá no me la devuelve nadie", acusa Vanesa Vera (42). Este lunes, Mendoza amaneció con la noticia de que habían ocurrido incidentes en la Clínica Santa Clara. Alguien atacó a patadas la puerta, rompiendo el vidrio e incluso hiriéndose. Con el paso de las horas, trascendieron más detalles: era un grupo de personas que llevó a una paciente en grave estado, que después murió. Desde la institución salieron a dar explicaciones casi inmediatamente. Ahora, cuando el clima está menos tenso, la familia que protagonizó los hechos quiere dar su versión.

La entrevistada comienza a repasar el largo camino que -asegura- la llevó a esa noche espantosa en la que su mamá murió y su hermano terminó cortado por los vidrios de la entrada.

"Hacía dos semanas que veníamos rogando que internen a mi madre. Tenía solo 58 años y ninguna enfermedad previa", recalca. La señora comenzó a mostrar síntomas de una hemorragia interna. "Somos tres hermanos, y dos de ellos son enfermeros, uno en el Lagomaggiore y otro en el Central; así que algo de experiencia tienen", dice Vanesa.

Jura que la primera consulta fue en la vereda. Vanesa: "su doctora por PAMI nos dijo que había que internarla. No obstante, en la Clínica Santa Clara -que es la que le correspondía- no la quisieron recibir; la vieron en la calle, nada más. Esto fue el 9 de septiembre: tenían que hacerle colonoscopía, endoscopía, varios estudios. Nos vuelteaban".

"Mis dos hermanos trabajan en el área Covid de hospitales públicos"

El jueves 10 de septiembre por la mañana volvieron a llevar a la mujer. "Estaba peor. Yo les pedí por favor que al menos la miraran. 'Es que si es para internación no la puedo recibir', me respondieron. Y un doctor dijo que ella no estaba para internar". 

Ya el viernes 11 la familia fue a buscar unos análisis que le habían hecho a la señora. "Ahí mi hermano, uno de los que es enfermero, los encara y les pregunta si no se dan cuenta que mi mamá tenía una hemorragia importante", sigue. "La estaban dejando morir".

El 17 regresaron: "más de lo mismo", recapitula la hija. Finalmente, el lunes por la madrugada encontraron a la paciente tirada en el suelo de su vivienda, entre un charco de sangre.

"Y sí, mi hermano llegó enfurecido a la clínica, es verdad. Nosotros estamos a favor del personal de Salud, entendemos todo. De hecho, mis hermanos son enfermeros, como dije. Ambos trabajan en el área Covid de hospitales públicos, uno hasta se infectó y se recuperó. Ahora bien: eso no quiere decir que nuestra madre no tuviera derecho a que la cuiden", resume Vanesa.

Cree que con un solo día de internación su mamá se habría salvado. "¿Sabés lo que me tiró uno de los que estaba ahí? 'Si querés tanto a tu mamá, gastá plata en una prepaga. Indignante'", cierra. Sin duda, la suya es una perspectiva parcial de lo que pasó. Eso no significa que no merezca ser escuchada.

  • Para aportes o comentarios, puede escribir a fgarcia@mdzol.com
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?