Caso Facundo: las hipótesis que analizan los investigadores

Caso Facundo: las hipótesis que analizan los investigadores

El fiscal Ulpiano Martínez el eventual reconocimiento positivo del cadáver no modifica por ahora en absoluto la investigación.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

Los investigadores, al igual que la madre de Facundo Astudillo Castro, coinciden en que el cuerpo encontrado sería del joven de 22 años. Igualmente los antropólogos forenses trabajarán desde este martes con el cadáver en la Morgue Judicial de Buenos Aires. Allí determinarán si es o no Facundo y qué fue lo que sucedió. 

El día domingo hallaron una zapatilla que sería idéntica a la que utilizaba Facundo. Es por eso que la madre aseguró que hay muchas posibilidades de que el cadáver encontrado sea el de su hijo. 

Para Cristina Castro y sus abogados, Luciano Peretto y Leandro Aparicio, no hay dudas de que el cuerpo fue “plantado” en esa zona. Para ellos la Policía bonaerense es la responsable. 

Por otro lado, para el fiscal Santiago Ulpiano Martínez, el cadáver encontrado no modifica la investigación. “Si lo hubieran matado y ‘chupado’ no nos parece probable que hubiera aparecido ahí, en ese estado”, le confirmó una fuente investigadora a Infobae. 

Las dos hipótesis sobre las que trabaja el fiscal Martínez son dos. Una de ellas es la desaparición forzada a manos de la Bonaerense y que con el fin de evitar el control de Gendarmería Nacional en el puesto fitosanitario de la ruta 3, Facundo decidió seguir por la vía del ferrocarril para no ser visto y, de paso, cortar camino. Con el eventual reconocimiento del cuerpo, deja de tener sentido una tercera opción, que ya había perdido fuerza en los últimos días, y es que el joven hubiera llegado a Bahía Blanca.

La desaparición forzada también podría haber ocurrido en el contexto de una situación que pudo habérsele "ido de las manos" a los policías en una pelea o forcejeo. El joven estaba determinado a llegar como sea a la casa de su ex novia, incluso después de que le había costado una pelea con la madre el día antes de salir y por lo que él, el mismo 30 de abril, le mandó un mensaje que decía: “No sabés dónde estoy, no me vas a volver a ver”.

Para el fiscal, el hallazgo del souvenir de madera con forma de sandía en el destacamento de Teniente Origone, semanas atrás, es una prueba importante pero no determinante. Se esperan los resultados de los análisis pero de antemano ya sabe que no ofrecerá huellas dactilares; aunque sí podría tener restos cadavéricos. Los investigadores le creen a la mamá de Facundo cuando dice que ese objeto era de su hijo, y que sus hermanos tenían otros idénticos porque habían sido hechos por su abuela. “Pero desde aquel día esperamos que la querella nos traiga alguna prueba de que efectivamente fue de él”, comentaron.

 

Fuente: Infobae

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?