8 tips para un Home Office productivo

8 tips para un Home Office productivo

El trabajo desde casa se ha convertido en la actualidad en una tendencia al alza a la que cada vez más empresas y empleados están recurriendo.

comercial

Home Office no es nada más ni menos que realizar el trabajo desde casa, o teletrabajo, sin que ello implique que tengas que pasar al régimen de trabajadores autónomos. Se trata de una opción de trabajo real pero efectuada desde la casa de cada empleado. Ello conlleva una serie de ventajas, ya que se ha comprobado que se trata de una modalidad de trabajo de alta eficiencia. Así mismo, permite a los gerentes ahorrar en costes de producción, así como en energía, mantenimiento de infraestructuras y otros gastos más. Para los empleados también hay ventajas ya que pasan ellos mismos a gestionar su propio horario, además de evitar los gastos de transporte y las comidas fueras de casa.

Ahora bien, no todo es tan fácil como parece y para gestionar adecuadamente tu trabajo Home Office es importante que tengas en cuenta algunos consejos que pueden facilitarte la labor si no tienes experiencia. A continuación, analizamos los 8 tips para llevar a cabo un Home Office productivo. ¡Comenzamos!

Adecúa tu espacio de trabajo

Lo primero que debes hacer es adecuar tu espacio de trabajo en tu casa. Ten en cuenta que vas a pasar varias horas de tu día trabajando en tu casa —dependiendo, sobre todo, de la jornada para la cual hayas sido contratado/a—, por ello es esencial que prepares un espacio donde te encuentres a gusto y donde puedas efectuar tus actividades laborales sin distracciones.

Elige una herramienta de comunicación adecuada

A veces una simple llamada puede servir para entablar la comunicación, sin embargo, cuando se trata de empresas de grandes dimensiones, las llamadas suelen ser molestas debido al número de empleados y nos restan mucho tiempo para resolver cuestiones tan simples que en único mensaje podrían haberse respondido. En ese caso, lo mejor es que utilices una herramienta de chat en línea, como WhatsApp, HangOuts, Telegram, o Line. Ahora bien, si tu empresa es de las que cada día establece una orden del día y los objetivos, entonces con aplicaciones de videollamada —como Skype o Zoom— será suficiente. Eso sí, es esencial que todos tengan instalada la misma aplicación para poder efectuar una comunicación efectiva.

Utiliza herramientas específicas para tu campo de trabajo

Por supuesto, tendrás que equiparte con las herramientas que necesites para trabajar. Todo depende de la actividad que desarrolles aunque, por lo general, para trabajar en la modalidad Home Office suele ser imprescindible el uso de ordenadores. Por ejemplo, si trabajas como diseñador, entonces será imprescindible hacer uso de aplicaciones como Photoshop o InDesign, o con las herramientas de Bizneo HR Software si perteneces al sector de Recursos Humanos. Y es que aplicaciones como esta última nos ofrecen la posibilidad de efectuar la mayoría de las actividades de nuestra área de trabajo de manera más eficiente, como el reclutamiento y la selección de personal, la evaluación del desempeño de los empleados, la realización de encuestas para conocer la satisfacción de la plantilla, la gestión de la formación y mucho más. Fundamental, por ende, equiparse con una aplicación que sirva para mejorar nuestra eficiencia y comodidad.

Gestiona tu propio horario

Trabajar desde casa parece lo más cómodo, sin embargo, es imprescindible que aprendamos a gestionar nuestro horario para no caer en el error de extender nuestra jornada o de quedarnos sin momento de descanso o desconexión. El horario debe ser lo más estático posible y estar diseñado de acuerdo a nuestra disponibilidad y las rutinas. Sí mismo, es importante tener autodisciplina para poder trabajar efectivamente y no caer en el otro extremo de la ley del mínimo esfuerzo.

Contrata un buen servicio de internet

Aunque parezca obvio, tener un buen servicio de internet es imprescindible para efectuar nuestro trabajo en casa. Ello nos permitirá documentarnos y realizar nuestras tareas sin problemas, así como comunicarnos con nuestros compañeros o responsables y evitar pérdidas o caídas inesperadas del servicio. La conexión a internet es uno de los pilares más esenciales para efectuar un trabajo Home Office.

Reserva la actividad más importante para las reuniones presenciales

Aunque la mayor parte del mes la pasemos en casa, a veces será imprescindible tomarse la molestia de acudir hasta el puesto de trabajo para tratar los temas más importantes. Y es que hay casos en los que una comunicación digital o por teléfono son incapaces de suplir una comunicación presencial. Sobre todo, cuando se trata de afrontar nuevos proyectos y encaminar las nuevas vías de trabajo, solucionar problemas con clientes importantes, aportar ideas sobre una determinada cuestión —y defenderlas—, etc.

Evita distracciones

Como explicábamos en el primer punto nuestro puesto de trabajo para el Home Office debe resultarnos cómodo, pero también debe evitarnos distracciones. Así mismo, tenemos que ser conscientes de que —aunque estemos en casa— nos encontramos trabajando, por lo que es conveniente poner unos límites e informar adecuadamente a familiares, hijos y allegados de que no molesten durante las horas de trabajo.

Despéjate

No te agobies tratando de hacerlo todo en el menor tiempo posible, al final lo que acabarás consiguiendo es perder más tiempo, estresarte y no adelantar absolutamente nada. Los descansos son fundamentales, aprovecha unos minutos para despejarte y para agarrar aire. Después vuelve a tu rutina. Notarás la diferencia de trabajar relajado, o de haber rebajado los niveles de estrés, a como estabas antes. Aprovecha que no estás en una oficina y que no tienes a nadie que te controle.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?