Entre 2.000 a 3.000 contagios por día, el pico que miran con cautela

Entre 2.000 a 3.000 contagios por día, el pico que miran con cautela

Alberto Fernández habló abiertamente de que el país transita hoy “el pico”. La cifra se mantiene estable hace 15 días. Esto marca un dato positivo, aunque los infectólogos piden esperar para sacar conclusiones.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

En los últimos días, en Argentina hay en promedio 2.510 casos por jornada y esto es un número “relativamente estable”, coincidieron tres infectólogos consultados por Clarín.

Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) y uno de los referentes que asesora al Gobierno en la pandemia, indicó que “para afirmarlo hay que esperar. Una golondrina no hace verano. La tendencia al menos parece estable. Lo que pasa es que el objetivo no es que esté estable sino que mejore”.

Javier Farina, infectólogo de la SADI: “A esta altura del brote hay que dejar de pensar en días y ver a nivel semanal. El número diario tiene variaciones esperables. Para sacar conclusiones hay que esperar”.

Sin embargo, ambos infectólogos liberaron una luz que otras veces, en las tantas charlas de estos meses, habían clausurado. “Tenemos que ser responsables e insistir en que la gente se quede en casa hasta el 17 de julio. El 17 seguramente se puedan abrir las actividades a como estaban antes, pero, mientras tanto, hay que esperar y ver la tendencia porque hay muchos factores que afectan el número de positivos por día. Cuánto se testea, dónde y otros factores”, apuntó Sued.

Farina dijo que la estabilización en alrededor de 2.500 casos diarios “no deja de ser un dato positivo”. ¿Influye el enorme subregistro de infectados que, se sabe, hay en el país? “Es cierto que hay subregistro, pero la tasa positividad, que es alta en Argentina, no está aumentando en estos días, o sea que la explicación del número estable de contagios no es solo subregistro”, aseguró a Clarín.

Es decir, “subregistro hay como en todo el mundo porque una de las problemáticas es que la gente con síntomas leves ha dejado de consultar, por lo que se testean menos personas, al margen del problema de la disponibilidad del insumo, que de por sí no es gigantesca. Pero lo que sí se ve es que si hubiera mucho subregistro, seguramente aumentaría mucho el porcentaje de positividad, es decir, cuántos tests son positivos sobre el total de realizados. Y hace ya varios días que ese porcentaje, que acá es alto ya que tendría que oscilar entre un 10% y un 15%, está entre un 30% y un 40%, más o menos estable”.

“Sí... deberíamos ver un descenso. Esto a veces parece ocurrir los fines de semana: los contagios bajan y luego suben en la semana. Pero si se verifica un descenso de varios días, si es significativo, se entenderá que las medidas tomadas ahora tuvieron un impacto. Claro que luego de eso la flexibilización deberá ser muy cuidadosa”, pronosticó Pablo Bonvehí, director científico de Fundación Vacunar, jefe de Infectología del CEMIC y otro de los asesores del Ministerio de Salud de la Nación en materia de Covid-19.

Para Bonvehí, “es difícil o prematuro hablar de una estabilización de la curva ascendente, pero uno ve números por debajo de los 3.000 y eso da alguna perspectiva buena en el sentido de que si se mantiene, podría pensarse que estamos en la cima de la curva”.

“Hay que testear todo lo posible en estos días, lo cual requiere mucho esfuerzo, no sólo en los laboratorios sino de los recursos humanos que buscan los contactos estrechos de los infectados. Se está haciendo, pero hay que insistir todo lo posible”, enfatizó el médico, y concluyó: “Si pasamos el pico, nos vamos a dar cuenta después, no de antemano. Tal vez empiece a haber un descenso y será alentador. Pero hay que esperar”. Fuente: Clarín

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?