La DGE sondea desde el estado de las escuelas hasta qué opinan de la gestión educativa

La DGE sondea desde el estado de las escuelas hasta qué opinan de la gestión educativa

El cierre de las Jornadas institucionales le servirá al gobierno escolar para realizar una profunda encuesta a directivos y docentes acerca de la experiencia de un ciclo lectivo marcado por la pandemia. El regreso presencial podría darse en septiembre, pero aún no hay certezas.

Rubén Valle

Rubén Valle

Con la confirmación de que la vuelta a clases presenciales no se hará realidad por lo menos hasta septiembre -"y con suerte", aclaran desde la DGE- el lunes 27 docentes y alumnos volverán a reencontrarse con la modalidad virtual que impuso la pandemia del coronavirus allá por marzo.

Para preparar el terreno para un hipotético regreso, el gobierno viene realizando encuestas de Infraestructura para contar con un exhaustivo informe del estado actual de los edificios escolares. 

Hoy, a manera de cierre de las Jornadas institucionales, la Dirección General de Escuelas tiene prevista una serie de sondeos que pretende abarcar un amplio panorama de cómo han trabajado docentes y directivos, cómo se sienten con la virtualidad, qué uso le han dado a la plataforma digital, qué les parecieron las capacitaciones que recibieron e incluso hasta qué opinión les merece la gestión educativa provincial.

Más allá de esta síntesis que recogerá en el cierre del receso invernal, la DGE ya hace tiempo que viene realizando encuestas periódicas a directivos, docentes, padres y alumnos para tener un termómetro de cómo impacta el cursado a distancia y los efectos de la cuarentena en los hogares

Al mediodía José Thomas, titular de la DGE, será parte de una paritaria nacional en la que se analizarán las condiciones del trabajo docente en estos tiempos de pandemia y las perspectivas para la segunda mitad del ciclo lectivo 2020.

En cuanto al planteo realizado por SUTE en relación al recurrente pedido de abrir la paritaria local, desde el gobierno provincial consideran que la caída de la recaudación y el tremendo impacto de la pandemia en las economías regionales son una imposibilidad para poder avanzar en una recomposición salarial para los docentes.

En ese sentido, hasta el propio Thomas ha reconocido más de una vez que los sueldos docentes "son malos" (sic). Sin embargo, todo indica que la negociación que reclama el gremio docente seguirá postergándose al menos hasta que mengue el virus en la provincia. 

 

 

 

 

 

 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?