Conocé sistema Osher de la mano de su creadora Laura Madeira, una valiosa herramienta de sanación a través del autoconocimiento

Conocé sistema Osher de la mano de su creadora Laura Madeira, una valiosa herramienta de sanación a través del autoconocimiento

En Mendoza Prende invitamos a Laura Madeira para hablar del sistema Osher, una herramienta de sanación que nos propone liberarnos de patrones mentales y conductas repetitivas para pasar a un estado de mayor plenitud. Una herramienta muy apropiada para aprovechar en estos tiempos tan turbulentos.

Paola Arcana

Paola Arcana

Laura Madeira es Reikista, Kabalista, autora de dos libros: Alma de Robles y Té del alma; y fundadora de Sistema Osher, una herramienta para sanar nuestras heridas emocionales a través del autoconocimiento liberando patrones mentales limitantes que nos mantienen atrapados reeditando experiencias dolorosas, conectando fuertemente con nuestro corazón. Está armado no solo para que aprendas sino para que sostengas o sea puedas poner en práctica el conocimiento que es lo que más cuesta.

Esta charla fue una invitación a replantearnos el sentido de nuestra libertad, ya que es a partir desde ahí que podemos conocernos en profundidad, pulir nuestros aspectos negativos, potenciar los positivos y dar un salto en que podamos hacer un verdadero cambio interno, que impacte positivamente en nuestras relaciones y metas personales. 

“ El cambio no es fácil, optar por la libertad tampoco, pero es de una decisión personal, yo soy solo el medio para darle herramientas pero todo depende de la decisión de la persona que tengo en frente consultando” afirmó Laura al empezar la entrevista. 

Hoy estamos en un contexto turbulento para todos que nos está removiendo todo el tiempo, en diferentes circunstancias para cada quien, pero sin dudas una experiencia singular que nos habla, al menos, de la necesidad de replantearnos cosas. Todo cambio que pretendo ver afuera indefectiblemente tiene que empezar por mi, que por cierto es sobre el único que tenemos la posibilidad de decidir, hacer y concretar. Por eso quisimos traerte esta propuesta en nuestros vivos de Instagram de MDZ online, vas a encontrar información muy útil que pueda ayudarte en esta etapa de movimiento y replanteos. 

Laura dijo que más que camino espiritual ella prefiere llamarlo de autoconocimiento, porque ahí está la clave para sanar, en la determinación de ser verdaderos, la verdad dijo es el tesoro mas preciado y es lo que nos hace libre. “Cuando sabemos quienes somos, con qué dones y talentos venimos, es más fácil aceptarnos en nuestro ritmo y en nuestra forma; a veces luchamos con debilidades que el otro tiene cuando se trata de aceptarla. A partir de que me conozco puedo aceptarme y quererme, y solo después puedo estar preparado para una familia, una pareja o un socio, para un comienzo de algo fuera de mi primero tengo que saber quien soy. Cuando me conozco puedo empezar a saber quién es el otro (mi pareja, amigo, socio) y ahí los vínculos mejoran” 

 

- A veces cuando te dicen hay que conocerse y hacerse cargo, pareciera que es una invitación para ver cosas feas y trabajosas, cuando en verdad uno empieza a encontrar también un montón de virtudes que no sabía que uno tenía. 

- En el primer comienzo vemos lo negativo, es molesto y doloroso. Pero no solo hay sombra sino también luz y somos mitad y mitad. Cuando aprendemos a ver que todo lo que nos pasa nos refleja lo que hay que reparar adentro vemos que la clave es querer llegar a convertirnos en nuestra mejor versión y para eso debemos integrar nuestras partes, lo que significa reconocer que hay sombra y es una decisión todos los días a la mañana elegir a qué parte voy a alimentar, al lado negativo o al positivo. 

Obvio que aun cuando elegimos los pensamientos negativos salen, pero no hay que frustrarse sino saber que ahí opera otra cosa que es el árbol genealógico, que es un gran tesoro, porque es fundamental conocer de dónde venimos y ver quién me tira de hilo invisible para poder ser libre, estar sin ataduras y para amarlos y reverenciarlos; porque aunque no nos gusten muchas cosas que nos dieron, tenemos que aceptar nos dieron lo mejor que pudieron, que ellos no recibieron otra cosa. 

- Qué importante es el perdón para esto. Y en esta cuarentena podemos aprovechar para reflexionar y empezar a despuntar el ovillo del autoconocimiento. 

- Aceptar que nos dieron lo mejor que pudieron es la vibración del amor. Es muy importante trabajar el perdón, que se trata de una decisión personal, incluso quizás al otro no le mueve ni un pelo, ni se entera o puede ni saber que estoy enganchada de una situación, pero el perdón me libera a mi, me hace libre, me saca un peso enorme.

Esta cuarentena nos dio la posibilidad de reflexionar en los vínculos, en lo laboral, preguntarnos: qué estoy haciendo, quiero esto, soy esto. Soy una convencida de que todos podemos desviar esta balanza y ponerle más luz a cada situación, cambiar la perspectiva, entender que todo se trata de nosotros, dejar de culpar afuera, y salir el papel de víctima que todos caemos. 

- También es importante mirarnos con ese amor a nosotros mismos, aprender a desdramatizar, mirar nuestros errores con más ternura y reflexión entendiendo que no es tan catastrófico, que si vemos el error es que hemos avanzado. Además eso nos da mayor libertad para ver realmente al otro, con sus virtudes, sus dificultades y sus tiempos. 

- Es importante tomar conciencia cuando estoy haciendo algo que no está bueno, estamos acostumbrados a la excusa: “es que no es tan grave” o “bueno el otro también lo hizo”, no es así, tenemos que ser verdaderos y aceptar el error y es más rápido si yo puedo darme cuenta y no tapar esas cosas que en realidad no estaban buenas y no suman. 

A mi me ayudo mucho un libro que se llama Un curso de milagros para cambiar la perspectiva de todo lo que miraba en mi vida y entender que la realidad es neutra y depende la mirada que lo que cada uno pone es lo que siente. Las emociones de rabia, enojo, tristeza, angustia vienen de nuestros pensamientos y solamente están en nuestro espacio mental. Y también tenemos que entender que el otro tiene una mirada totalmente distinta porque la mirada de cada uno va compuesta por cómo nos criaron, por lo que tenemos en el inconsciente, lo que nos dijeron de 0 a 7 años nuestros padres o las frases de nuestros maestros, que nos dejaron marcadas y eso me trajo después un comportamiento repetitivo. 

- Esto que estás hablando es lo que se llaman las heridas y es lo que propones que sanemos a través del Sistema Osher. 

- Todos tenemos heridas internas, y cuando viene alguien al que culpamos porque supuestamente nos hace daño, lo único que hace es tocar nuestras heridas que están ahí todavía sin cerrarse, entonces no tiene que ver con el otro sino que hay una herida que yo todavía no trabaje o quizás que no me di cuenta que la tengo. 

- Si tal cual a veces cuando te pasa 20 veces lo mismo tenemos que darnos cuenta que se trata de uno, que hay algo que tenemos que corregir y que si uno lo hace con mucho amor, buena compañía y un buen terapeuta realmente es muy liberador

- Siempre miro a la generaciones de nuestros padres y para atrás con mucha compasión, pensemos que por ejemplo en esa época ir a terapia era porque estabas loco y hoy ese espacio para vos, donde decís y te escuchás y estás bajo la mirada de alguien preparado que está al servicio de que nos podamos ver, es maravilloso.

- Si ahí vemos claro cómo limita la mirada crítica y prejuiciosa. Pensaba cuánto dolor que tenemos en nuestros genes de nuestros antepasados porque si esos mandatos que hoy nos parecen un horror para atrás eran aún más duros.

Si traemos mucho miedo. El miedo es una vibración muy baja, es lo opuesto al amor. Hay dos emociones básicas el miedo y el amor, vibrás en una o vibrás es otra y es difícil porque el miedo está en nuestros genes y es muy paralizante. Incluso el miedo lo sentimos por cosas que solamente están en nuestra imaginación que ya no existen en nuestro presente; pero ese miedo causa reacciones químicas en nuestro cuerpo y me angustio, me paralizo y es lo opuesto hacia donde tenemos que ir. Es muy bueno empezar a reflexionar en esto, qué decisiones estoy tomado, las tomo por miedo por amor, qué me esta frenando.

Esta pandemia nos paró y recién uno puede reflexionar cuando está en quietud y sentir con el corazón porque lo único que no me va nunca a hacer tomar una decisión equivocada es el corazón.

 La cabeza que es con lo que normalmente tomamos nuestras decisiones, nos miente, nos dice te conviene esto, te conviene aquello o nos llena de alertas; seguramente las decisiones del corazón no sean a la que estamos acostumbrados o creemos que nos conviene pero es la que nos va a dar paz, que esto es lo que tenemos en común es estar felices, la palabra osher en hebreo es felicidad.

- ¿Cómo hacemos para empezar a conectarnos con nuestro corazón y empezar a discernir cuándo habla el corazón y cuando habla la mente?

- El primer paso es la respiración. Hoy la neurociencia nos ayuda mucho a entender que es la respiración la que une lo que pensamos con lo que sentimos y así empezamos a integrarnos, dejamos de ser solo mente para ser mente y corazón. Cuando respiramos conscientemente como hábito y empezamos a sentir bienestar en el cuerpo, los canales neuronales tienen más oxígeno y tomamos mejores decisiones y no estamos reactivos. 

Sabemos si una decisión es del corazón o de la mente porque lo marca el cuerpo, si hay bienestar y comodidad es del corazón, si duele la panza, la cabeza, si hay incomodidad no estoy conectada con el corazón.

Cuando uno vibra desde el corazón están en una frecuencia altísima y lo único que siente es bienestar. 

- Es verdad cuando uno está en ese estado, esa idea o decisión te hace sentir como inspirado aunque después aparece la mente con su lista de motivos por los que no te conviene, o sea ahí entramos en el boicot, ¿No?

- Esto es la ruedita del hámster y un día tengo que decidir salirme de la ruedita. Para eso en primer lugar yo pongo a la salud, si estamos bien físicamente tenemos energía vital, estamos contentos y aireados, hemos comido bien y tomado líquido, porque si solo me la paso meditando el espíritu no es más fuerte que el cuerpo físico, es al revés, porque el físico es nuestro vehículo y a través de diferentes síntomas nos va marcando si vamos por el camino del corazón o de la mente. 

- También está esto de respetar los tiempos de los procesos de uno mismo y de los demás. 

Esto no es magia, la magia no existe; es un proceso y cada persona hace su proceso a diferente manera y a su ritmo. Uno empieza a entender que parte del camino es disfrutar ese proceso. Lleva un tiempo saber de dónde vengo, los patrones no salen a la luz rapidísimo, sino que tengo que acompañar todo esto, es necesario tomarte tu espacio y hacer cosas que te sumen, por ejemplo a mi me resulta escribir, es muy sanador porque volcás lo que tenés adentro. 

También es importante saber la energía que está disponible para ir profundizando en eso, así lo trabajo en el Te del alma, que es una parte del Sistema Osher.

- ¿A qué te referís con la energía disponible?

- Hay leyes universales, como la ley de gravedad, y una de esas leyes herméticas dice “como es arriba es abajo”. La base de la Kabbalah es la astrología, como están los astros y los planetas nos impacta y esto tiene que ver con la energía disponible, por ejemplo si hay un eclipse que trae cierres es bueno para trabajar en cerrar historias del pasado, resetearnos y cerrar los cuentos que nos hizo la mente. 

El sol también; si bien hay que cuidar la piel tomar sol 15 minutos al día te energiza y te da vida, la vitamina D no la da nada más que el sol. Siempre es importante y hoy más que nunca cuidar la inmunidad del cuerpo, el covid que existe y es real afecta a los cuerpos con baja inmunidad, por eso vuelvo a cuidar la alimentación, hacer movimiento, respirar, tomar sol. 

- ¿Por qué será que el avance de la ciencia nos hizo dejar de mirar esta información ancestral y no pudimos integrar ambas cosas? Ojalá vayamos hacia ese camino. 

- Creo que todo es un equilibrio y él nos marca el camino de la evolución, no se trata de ni una cosa ni la otra, la tecnología como la mente es una gran herramienta y si la mal usamos se convierte algo negativo. 

- ¿Algo que quieras agregar sobre el sistema Osher? 

El sistema Ohser está pensado para todas las personas, sepan o no nada de este camino porque la idea no es enseñar sino transitar juntos el camino y que cada uno encuentre su maestro o guía interno. En 2021 vamos a cambiar de era de piscis a acuario y creo que es ahí donde si cada uno entra en coherencia con su corazón y está integrado puede tomar en sus manos a otra persona integrada, o sea no que piense lo mismo sino con su verdad, su forma y su manera. Y siempre respetando el ritmo de cada uno, ahí entramos en paz, como dice mi maestro Roberto Perez, estar apurado es vivir sin pureza. 

Los invito a todos a registrarse gratuitamente en la membresía del Sistema Osher en mi página web y van a poder acceder a los videos en que comparto información que he aprendido todos estos años y los cursos y terapias disponibles. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?