Legends of Runeterra: un as en la manga de Riot Games

Legends of Runeterra: un as en la manga de Riot Games

Aumentando el universo de League of Legends, la empresa intenta con su juego de cartas posicionarse como la creadora de los juegos con mayor competición del mercado

Santiago Hernandorena

Si pensamos en esports, la empresa por excelencia es Riot Games, considerando que son los padres de League of Legends. Sin embargo, nobleza obliga, no es que se les caigan ideas innovadoras en lo que se refiere a juegos, pero sí son muy creativos en el lore y en la forma en que presentan sus propuestas al usuario.

Legends of Runeterra no es la excepción. Su jugabilidad no es nueva y de hecho se parece bastante a la de Heartstone de Blizzard Games. Sin embargo, parece más atractiva y es mucho mejor que su inspiración. Y además, es gratuito, aunque contiene micro transacciones. 

Estamos ante un juego de cartas, con sus propias características y estrategia. Los mazos los componen monstruos y hechizos, algunos con mucho poder, otros muy utilitarios en situaciones especiales.  Hay que darle mérito a la gente de Riot: lo primero que hizo fue buscar jugadores y diseñadores del mítico Magic The Gathering, el juego de cartas por excelencia, para que le dieran feedback y así mejorar el metajuego.

Esto llevó a que Legends of Runeterra se encuentre en un punto “intermedio” entre Magic y Heartstone, teniendo en muchos aspectos las mejores características de ambos, pero con sus propias particularidades.

Tal vez lo más interesante del juego es el cambio constante de dominio. En un mismo round, el control va y viene según las determinaciones y capacidades de los jugadores de armar sus mazos y jugar sus cartas. A veces perder es ganar el momento para el contrataque inesperado por medio de un hechizo o un monstruo que aprovecha esa situación.

Además, el hecho que las cartas estén enmarcadas en distintas regiones que hacen al lore de League of Legends hace que el jugador se sienta atraído a utilizar y reivindicar a sus personajes favoritos, armando mazos específicos que no solo lo diviertan, sino que lo ponen en la sensación de que Legends of Runeterra es un duelo de, digamos, reinos para ver quién es el más poderoso. Cada una de esas regiones tiene sus campeones específicos y sus estilos particulares que apuntan a los distintos tipos de estratega.

Solo el tiempo dirá si Legends of Runeterra llega a niveles competitivos como su hermano mayor, League of Legends, lo que si queda claro es que tiene futuro si sigue este camino.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?