A 30 años de un hito: el primer trasplante de corazón en Mendoza

A 30 años de un hito: el primer trasplante de corazón en Mendoza

Un equipo encabezado por el cardiocirujano Claudio Burgos concretaba esta histórica cirugía, la primera en el oeste argentino. Tres décadas más tarde, son numerosas las intervenciones que realizó este profesional y marcaron un antes y un después en el país.

Rubén Valle

Rubén Valle

Hace treinta años, Mendoza protagonizaba un hito para la salud en la Argentina. El 6 de junio de 1990 se concretaba el primer trasplante de corazón en la provincia. Un equipo comandado por el cardiocirujano Claudio Burgos reemplazaba el órgano motor de un hombre de 45 años. 

Después de años de trabajar, capacitarse y participar de numerosas cirugías en el exterior (Suecia, Estados Unidos, Inglaterra), el experimentado profesional volvió a radicarse en su tierra natal y a darle forma en el Hospital Italiano a un equipo de primera línea destinado exclusivamente a realizar cirugías coronarias al nivel de los países más avanzados en la materia. 

No fue fácil. Burgos reconoce que para su puesta en marcha hubo que contemplar hasta el último detalle con el Incucai (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante), tanto en lo edilicio como en los aspectos técnicos y profesionales. Llevó su tiempo poner todo a punto, pero a fines de 1988 se consiguió la ansiada autorización. Comenzaba así a escribirse una nueva historia en la salud nacional.  

"Ese primer trasplante fue exitoso. El hombre vivió muchos años. Tuvo una muy buena sobrevida. Desde entonces hemos realizado más de 350 trasplantes. Fuimos pioneros en el país y posteriormente tuvimos varios hitos en este campo de la medicina. Hoy somos un centro de trasplantes de relevancia nacional e internacional", repasa con orgullo. 

El equipo completo para aquella histórica cirugía estuvo integrado por Roberto Welti, Miguel Nicolás, Jorge Ciman, Alberto Scafati, Ludovico Palma, Oscar Mugianessi, Gustavo Sedevich y Gustavo Alunalde

Según da cuenta una crónica de la época, la intervención en el Hospital Italiano (dirigido por entonces por el doctor Julio Vega) comenzó a las 6 de la mañana, el implante se realizó a las 7 y concluyó cerca de las 9. Posteriormente, el trasplantado fue aislado en una sala especial para su protección y recuperación. 

El paciente al que se le realizó el trasplante presentaba una miocardiopatía dilatada de origen isquémico y estaba en tratamiento desde hacía un largo tiempo. Ocho años atrás, le habían practicado en Buenos Aires un doble by pass. Por su cuadro, no había otra alternativa de vida que reemplazar su corazón. Y así fue. 

El donante era un adolescente de 17 años cuyos órganos contribuyeron a mejorar la calidad de vida de varias personas a través de cirugías efectuadas en otras provincias. 

Puesto a recordar, Burgos es consciente de que "realmente fue un hito. Me acuerdo que tuvo una gran repercusión en el ámbito de la salud, pero también en lo social y lo periodístico. Hubo mucha gente que se sintió halagada de que Mendoza estuviera a la cabeza de los avances científicos". 

Una trayectoria plagada de logros

Junto a su equipo, el cual se ha ido renovando con el paso de los años con reconocidos profesionales y hoy lo encuentra con un plantel joven que también integran dos de sus hijos (Martín y Pablo), Burgos ha realizado alrededor de 15.000 cirugías desde que comenzaron en 1988. 

"Tenemos un plantel profesional muy confiable que garantiza a los mendocinos una atención a la altura de los centros más especializados del mundo. Lo que tenemos aquí no hace falta ir a buscarlo a otro lado", garantiza el cardiocirujano. 

Entre esos numerosos hitos que Burgos cita para desandar ese camino que arrancaba hace treinta años, repasamos algunos:

  • En diciembre de 1994, Marcelo Maldonado, de 20 años, fue conectado a un corazón artificial (durante unas 30 horas) hasta recibir el trasplante del corazón de un donante de 39 años. Ambas cirugías fueron superadas con éxito. 
  • Primer trasplante cardiopulmonar pediátrico en enfermedad fibroquistica, en 1996.
  • En junio de 2001 concretaba el primer trasplante en dominó del interior del país. 

  • En septiembre de 2001, el camionero José Angel Venditti, de 44 años, también hacía historia al ser el primer hombre en Argentina en vivir con dos corazones. La cirugía fue una variante del trasplante del tipo heterotópico (descubierta por el cardiólogo Magdi Yacoub) que hasta ese momento se había aplicado exitosamente en 16 casos en todo el mundo.  

  • En agosto del 2003 el equipo del Italiano realizaba el segundo trasplante cardíaco heterotópico.
  • El tercer trasplante cardíaco heterotópico en el país se hacía realidad en septiembre de 2004.
  • El cuarto trasplante cardíaco heterotópico en la Argentina tuvo la particularidad de que se le practicó a la primera mujer en el país. Fue en agosto de 2005.
  • En 2009 realizó cinco trasplantes de corazón, hígado y tres riñones en 21 horas. Participaron cinco equipos de cirujanos (unos 25 médicos en total). 
  • El 20 de noviembre, el popular cantante Sandro fue intervenido por el equipo de Burgos y el país palpitó cada minuto del ídolo en la provincia. Se le trasplantaron corazón y pulmones. "Se trata de un paciente muy riesgoso", advertía por entonces el cirujano mendocino. El donante había sido un joven de 22 años, cuyos órganos "estaban en muy buenas condiciones". Lamentablemente, Roberto Sánchez falleció el 4 de enero de 2010 por un shock séptico. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?