Pese a la cantidad de nieve caída, aún hay alerta por déficit de nevadas

Pese a la cantidad de nieve caída, aún hay alerta por déficit de nevadas

La nieve de los últimos días trajo alivio, la situación hasta el momento es mejor que la del año pasado pero continúa por debajo de lo que se considera un año medio.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

En las últimas semanas las imágenes de las fuertes nevadas circularon por los medios y las redes sociales. Las precipitaciones son de importancia para la crisis hídrica que atraviesa Mendoza, sin embargo no alcanzan para asegurar que es un año normal.

Según Maximiliano Viale, Investigador en Ciencias Atmosféricas IANIGLA  (Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales) CONICET Mendoza, las nevadas que se presentaron los días 17 de junio, 22 de junio y 24 de junio de este año fueron significativas por la cantidad de nieve que precipitó. Sin embargo, son necesarias aproximadamente 5 nevadas de esa magnitud para un año promedio.

"Todavía estamos con déficit de nieve, por más que haya nevado en estos días", aclara Viale. En su cuenta de twitter comparte los números de las últimas nevadas y agrega que"desde el 2009 no tenemos un año promedio (o por encima) de nieve en los Andes de Chile central y Cuyo , lo cual denota la magnitud de la sequía (ya reconocida como la "Megasequía").

"Las actuales nevadas son importantes por la forma en que se están dando, o sea, casi todas las semanas ha habido nevadas, lo que ha permitido que se enfríe el suelo y que haya acumulaciones sucesivas, cosa que no ha pasado en años anteriores", informó Rubén Villodas, Director de Gestión Hídrica de Irrigación.

Gracias a este fenómeno en todas las cuencas hay un doble o triple de acumulación de agua que el año 2019 en general, o más de 5 veces en la cuenca del Tunuyán, explica Villodas. Todas las precipitaciones que se presentan suman a la oferta de una cuenca, ya sea de manera inmediata o dentro de unos meses, superficial o subterráneamente.

Sin embargo, aclara el director "si comparamos con un año medio, todavía tenemos déficit para esta época del año, en general hay un 75% de la nieve de un año medio (excepto la cuenca del Río Grande), o sea, seguimos en una situación de déficit de nevadas".

Aunque la situación respecto al agua en la región, hasta el momento, es mejor que la del año pasado, desde el Departamento de Irrigación Provincial explicaron que, de acuerdo a los centros internacionales de pronóstico, por un lado, la situación del Fenómeno del Niño presenta un pronóstico de Fase Niña para los próximos meses. Según esto, la situación sería de precipitaciones menores a las normales. Por otro lado, los pronósticos  indican una probabilidad del 50% de que las precipitaciones sean menores que las normales para este invierno.

En resumen, "todo indica que no vamos a tener un año normal y que tendremos menos nieve y agua que en un año medio", concluye Villodas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?