Mauricio Badaloni: "Mendoza lleva 12 años sin crecer en el empleo formal privado"

Mauricio Badaloni: "Mendoza lleva 12 años sin crecer en el empleo formal privado"

Pensar una Mendoza post pandemia se hace imposible sin la voz del sector industrial. Conversamos en MDZ Radio con Mauricio Badaloni, presidente de la Unión Industrial Argentina sobre las oportunidades de recuperación que tiene la provincia y un análisis de las medidas del gobierno nacional.

Victoria Chales

Victoria Chales

Cerca de llegar a los 100 días de pandemia, la situación sanitaria ha ido perdiendo terreno frente al temor de muchos sectores de no poder reactivarse "cuando todo esto pase". Lo cierto es que si bien desde un primer momento se ha buscado apaciguar los ánimos procurando ayudas económicas para pequeñas y grandes empresas en el pago de salarios, algunas de ellas no se están pudiendo sostener ni siquiera luego de que retomaran actividades. Por esto es que debemos preguntarnos cómo nos enfrentamos a una provincia que ya ha flexibilizado, aún con el retroceso de la semana pasada, casi todas sus actividades económicas y que sin embargo lejos está de recuperar la demanda.

Desde MDZ Radio entrevistamos a Mauricio Badaloni como  presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) para pensar en cómo ven una Mendoza post pandemia. Al hablar sobre las medidas tomadas por el gobierno nacional en términos de ayuda al sector privado, señala que no sólo han sido insuficientes, si no que ya se anunció desde presidencia que "los ATP y las ayudas son decrecientes y que se van a ir sacando".

Aquí en Mendoza, aunque hace semanas que se retomaron actividades en muchas industrias. "Nosotros (la UIA), que tenemos ahora los datos duros a nivel provincial y nacional, sabemos que no hay una demanda sostenida, ni aún en el horizonte para poder sostener la capacidad productiva de nuestras industrias", explicó el empresario. La situación -para esa organización- es muy alarmante tanto en Mendoza como en la región Cuyo, ya que "ahora las consultas pasan por el tema aguinaldo, si se están pagando los sueldos y en qué proporción, y después está la doble indemnización y la imposibilidad de despido, es decir, que las empresas que necesiten reestructurar, no podrán hacerlo".

Todos los indicadores demuestran que va a ser muy difícil que esto pueda revertirse, y ciertos datos duros muestran que esto puede derivar en el cierre de algunas empresas. "En el comercio esta situación ya es muy visible con muchos locales para alquilar", señala Badaloni. A nivel nacional si la situación se extiende unos meses más, afirman desde la UIA que "cerca del 15% de las industrias no volverá a abrir sus puertas". El impacto en términos de generación de fuentes de trabajo genuinas y en blanco será enorme. En el caso de Mendoza que "lleva 12 años sin crecer en el empleo formal privado".

Desde la UIA entienden que para hacer frente a los cambios necesarios para sortear esta crisis, es imperiosa la formación de una mesa de trabajo, incluso semanal, con los gremios, el sector público y el privado. De todas maneras, Badaloni explica que se les hace muy dificultoso el trabajo con los sindicatos. Cuando uno empieza a vincular actividades propias de la región, con los convenios nacionales surge que no es igual la metalmecánica o agroindustria en Mendoza que la de autopartes de Córdoba, "por lo que nosotros apuntamos desde la Unión industrial a una regionalización de los convenios que permita trabajar con los delegados regionales que son quienes están más cerca de la realidad de acá" menciona el empresario entre otras variables. Además recuerda que cuando se generó el debate con Rodolfo Suárez y distintas entidades, una de las requisitorias fue tener "una mesa de trabajo público-privada que nos permitiera no solamente una vinculación directa con el ejecutivo nuestro si no también con todo el sector sindical y gremial.

En un corto o mediano plazo, una de las medidas, según señala el empresario de transporte Mendoza necesita avanzar en "innovación y tecnificación", aprovechando que ha demostrado tener un potencial muy grande para esto con sus universidades. Desde la Unión Industrial Argentina entienden que el futuro de Mendoza va por el lado de las "Industrias del conocimiento", pero también asociado a la Minería que lamentamos no se haya podido avanzar. Aunque el gobernador lo considera un tema cerrado, Badaloni insiste en que "el pueblo mendocino no estuvo a la altura para entender" los beneficios de ser una provincia minera. Cree que no hay que desentenderse de esa discusión y si no es posible en términos provinciales, ver la posibilidad de hacer las modificaciones que hicieran falta para avanzar con los municipios que sí tengan licencia social. A esto, le suma que un proyecto como Portezuelo del viento, trae la esperanza de generar energías renovables y con esto, "un ingreso que la provincia hoy lo necesita más que nunca".

"En esto tenemos que entender que Mendoza su matriz productiva está basada fundamentalmente en las regalías petroleras, y por otro lado en el apalancamiento del Turismo", por lo que si bien el petróleo se ha mantenido, Badaloni asegura que el Turismo es la industria que más creció. Si a esto le sumamos que a razón de la pandemia y la necesidad de poder mantener esa distancia corporal, los viajeros están cambiando de "destinos más cosmopolitas" a otras ciudades. En esto Mendoza tiene una gran oportunidad ya que se trata de un lugar que tiene mucho aire libre y espacios abiertos, por lo que es fundamental aprovechar esta ola nueva del Turismo cuando se reactive.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?