Coronavirus

Crean un sistema inteligente para detección temprana de focos de coronavirus

En base a llamadas al 148 y el uso de apps de test autodiagnóstico, un sistema inteligente creado por los biólogos Franco Marsico y Ezequiel Álvarez colabora detectando tempranamente los focos de contagio de Coronavirus.

Victoria Chales
Victoria Chales martes, 2 de junio de 2020 · 19:05 hs
Crean un sistema inteligente para detección temprana de focos de coronavirus

Entre lo que se fue aprendiendo y necesitando en estos 75 días de ASPO (aislamiento social preventivo y obligatorio), una información que resulta clave es la detección temprana de focos de Coronavirus. Pensemos en las últimas semanas, cómo la situación en los barrios más vulnerables del Área Metropolitana de Buenos Aires donde se concentran el 90% de los casos se desmadró por completo con miles de casos nuevos. 

Esta preocupación por como detectar tempranamente esos focos para optimizar la respuesta atravesó a los biólogos Franco Mársico y Ezequiel Álvarez, quienes se pusieron a trabajar sobre un sistema inteligente que pudiera colaborar en la lucha contra el coronavirus.

Desde que una persona tiene algún síntoma o cree tenerlo, hasta que avisa al sistema sanitario a través de llamado telefónico o uso de aplicaciones o va al hospital a hacer la consulta; y luego se toma la muestra, se hace el análisis  y se obtiene el resultado pasa un promedio entre 7 y 10 días” explica Franco Mársico en comunicación con MDZ radio.

Resulta que es en ese momento cuando el virus es más infectivo y más se propaga. Por eso relevando los llamados que se hacen al 148 y el uso de algunas apps de autotest diagnóstico es como se visualizan las “alertas” en determinadas comunidades donde los llamados se incrementan notablemente.

“Algunos llaman con síntomas reales y otros sin síntomas reales, lo que a nosotros nos interesa ver es si hay algún patrón comunitario. Si en un barrio, un determinado día hubo muchas llamadas” especificó el biólogo. Este sistema que actualmente se está aplicando en provincia de Buenos Aires está mostrando una enorme eficacia ya que según aseguran sus creadores, “en el 93 % de casos en el que nuestra alerta se disparó, después apareció un foco”.

Por eso, Mársico hace especial hincapié en la importancia de que la comunidad funcione como sistema de rastreo que pueda registrarlos síntomas propios y también los de su entorno para dar aviso y aprovechar esos días que resultan clave para la contención de un posible brote.


En las últimas dos semanas se ha avanzado en algunas flexibilizaciones en Mendoza, entre ellas, los encuentros familiares. Aunque el límite fue puesto en 10 personas -que el especialista consideró excesivo- algunas personas incumplieron las normas y este último fin de semana se produjo un brote en Las Heras.

El especialista en Bioestadística nos reafirma la importancia del número de personas con las que entramos en contacto, pero también que deben ser muy conocidas para nosotros. “Además del número es importante que haya conocimiento sobre las personas sobre las que uno entra en contacto para el sistema de monitoreo y rastreo es mucho más sencillo.”

El registro frente a un caso confirmado, será lo más importante para desactivar focos de propagación, aseguró el biólogo que si no fuera así, el panorama actual del AMBA lo hubiéramos tenido hace un mes con un sistema sanitario mucho menos preparado.

Aún cuando el sistema inteligente creado por estos especialistas ha dado hasta el momento muy buenos resultados, Franco Mársico dice no haber sido contactado por otras provincias del país para aplicar esta herramienta, ni siquiera en Ciudad Autónoma de Buenos Aires. En la fase de la pandemia que nos encontramos es primordial entender que “cuidarse a uno mismo o cuidarse al otro, significa tener muy presente con quienes estuvo en contacto estrecho”.

 

Archivado en