El hermano del médico muerto en Esquel: "Mandó un mensaje antes de salir"

El hermano del médico muerto en Esquel: "Mandó un mensaje antes de salir"

Sebastián Bassi era el cardiólogo y aeroevacuador que falleció tras la caída del avión sanitario en Esquel y, según su hermano, "había semanas en las que iba a tres o cuatro lugares". El médico no vivía con su familia, pero "llamaba a su abuela todos los días".

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El hermano del médico Federico Bassi, quien murió al estrellarse un avión sanitario poco antes de llegar al aeropuerto de Esquel, dijo hoy que "era algo frecuente" que realizara este tipo de viajes y que "había semanas en las que iba a tres o cuatro lugares".

Sebastian Bassi contó que su hermano era cardiólogo y aeroevacuador y que ayer estaba "de guardia" por lo que se embarcó en el avión sanitario que debía buscar en Esquel a una paciente pediátrica que debía viajar a la ciudad de Buenos Aires. "No iba todos los días porque tampoco todos los días hay esos vuelos", afirmó conmovido a TN.

"Hablamos por Zoom el 3 de mayo porque fue el cumpleaños de mi mamá, porque estamos todos separados en distintos lugares y después mandó un mensaje justo antes de salir diciendo que se iba a Esquel", relató Sebastián, quien contó que Federico solía viajar "de un momento a otro, como de emergencia, a veces avisaba, con suerte, unas horas antes".

Además, contó que el mensaje que transmitía su hermano en medio de la pandemia de coronavirus "era que todo esto es para cuidarse y a mi abuela la llamaba todos los días para asegurarse que no saliera de la casa". "Estoy bastante shockeado, no duermo desde anoche que me enteré", concluyó el hermano del médico fallecido.



Además de Bassi, en el accidente murió el enfermero Patricio Walmsley, y resultaron heridos el piloto del avión Mariano Latorre, de 44 años, y el copiloto que fue identificado como Martín Gamboa Copi, de 34, según las autoridades del hospital de Esquel, donde ambos permanecen internados en estado crítico.

El avión sanitario había partido desde el aeropuerto bonaerense de San Fernando con la misión de trasladar a una niña con una patología cardiológica e hidrocefalia hacia la ciudad de Buenos Aires y, por causas que se investigan, se precipitó poco antes de llegar a la cabecera norte de la pista del aeropuerto.

Las autoridades del hospital de Esquel señalaron que la niña sería trasladada en otro vuelo este mediodía para continuar su tratamiento en un centro de salud de Buenos Aires.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?