Médico infectado que contagió a su esposa y su hija: "Es una bomba atómica"

Médico infectado que contagió a su esposa y su hija: "Es una bomba atómica"

Mauro Tamagno operó a decenas de pacientes con el virus, y terminó contagiando a su esposa y a su hija. Su duro testimonio.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Mauro Tamagno es un médico que lleva más de 20 operaciones en pacientes con Covid-19 durante el último mes y medio, y luego de contagiarse él, contagió a su esposa y a su hija de un año, que terminó internada.

En una entrevista con el diario La Nación, Mauro, un médico argentino radicado en Brasil, contó cómo fue la experiencia, y describió al virus como una "bomba atómica". 

Su relato está cargado de tensión. Según contó, a mediados de marzo tomó conciencia de que el brote sería duro, y le pidió a su esposa Renata que se fuera junto a su hija Valentina a lo de su madre. "Ese sábado a la noche algo cambia. Me llaman para intubar a un señor con Covid-19 de 47 años, 150 kilos. Ahí, motivado, digo: "¡vamos!". Cuando llegué al hospital, fue un sopapo: el ambiente era de guerra. La médica que estaba de guardia en la terapia estaba muy nerviosa y tensa. Yo ya estaba preparado, pero otro paciente estaba por morirse. Tuve que esperar una hora sentado, en silencio, con el casco puesto delante de un televisor viendo cada paciente: "Esto es de terror", me dije. Antes de intubarlo, balbuceando, ese señor me pidió el celular para despedirse de su familia. Tenía tres hijos. "Los amo", les dijo. Lloraba. Me quedé mudo", contó.

El doctor recordó la sensación que le dejó ese momento: "Es una bomba atómica, te sentís como en Chernobyl. Esto se desparrama a una velocidad y con una virulencia incontrolable. Me acuerdo que salí de ahí, me saqué toda la ropa, me bañé, llegué a casa y me bañé de nuevo".

Luego de algunos días, cuando comenzaron a bajar los casos en su hospital, decidió que su familia regresara a casa. A pesar de tomar todos los cuidados necesarios, terminó contagiando a las dos mujeres y su hija llegó a tener convulsiones. Tamagno contó que tuvo fiebre durante una tarde, y tres días después, "terminaba una cirugía y me llama Renata, mi esposa, llorando: 'Valentina tuvo una convulsión'. Vinieron al hospital".

La tensión aumentó cuando su esposa también dio positivo, y llegó a enojarse con Mauro por haberla contagiado.

Leé la entrevista completa en La Nación.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?