Pese a las quejas, aseguran que no hay denuncias por la app CuidAR

Pese a las quejas, aseguran que no hay denuncias por la app CuidAR

Frente a las críticas por el uso de los datos que recolecta la aplicación, desde la Agencia de Acceso a la Información Pública sostienen que no han recibido ninguna denuncia formal, y aseguran que la herramienta digital es "segura".

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La polémica por la obligatoriedad de poseer la aplicación móvil CuidAR que lanzó el gobierno nacional en el contexto de la pandemia del coronavirus, continúa con más críticas por parte de expertos informáticos y otros sectores que advierten sobre el uso de la información de los ciudadanos, pero desde la Agencia de Acceso a la Información Pública sostienen que no han recibido denuncias y, en cambio, afirman haber realizado diversas sugerencias para mejorarla.

"Nosotros hemos intervenido y hemos tenido conversaciones con la Secretaría de Innovación de la Jefatura de Gabinete que son los que han desarrollado distintas aplicaciones, en particular 'CuidAR'. Hemos realizado sugerencias, muchas de ellas fueron tomadas e inclusive hicimos un requerimiento para que nos aclaren algunas dudas que teníamos", comentó el titular de la Agencia, Eduardo Bertoni.

El funcionario señaló que en su organismo no se han recibido denuncias por parte de terceros y que, según lo investigado, la app tiene una "situación acorde a la ley actual".

Consultado sobre la difusión de datos médicos personales en el contexto de la pandemia, Bertoni dijo a la agencia de noticias Télam que se emitió un documento con una "serie de recomendaciones o aclaraciones respecto de lo que técnicamente se llama 'tratamiento datos sensibles', en especial lo que respecta a la transferencia de esos datos, el uso y la manipulación".

"Estos datos referidos a la salud tienen una protección más firme que los datos comunes. Frente a esta situación de emergencia, era pertinente recordar que ese tratamiento debía hacerse teniendo en cuenta una serie de previsiones. Por ejemplo, el nombre y apellido de un paciente puede ser usado cuando él da el consentimiento. En los casos de emergencia el Estado tiene algunas facultades especiales en la materia pero con recaudos", recordó.

En ese sentido, desde la agencia se explicó que el servicio de salud y sus profesionales pueden procesar y cederse entre sí datos de los pacientes, siempre y cuando cumplan con el secreto profesional que subsistirá aun después de finalizada la relación con el paciente.

Para usar la información del paciente con fines incompatibles con su tratamiento médico, se debe requerir su consentimiento pleno, libre e informado, concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?