La verdadera diferencia entre un tapaboca y un barbijo

La verdadera diferencia entre un tapaboca y un barbijo

Dos elementos cruciales para luchar contra el COVID-19 pero, ¿en qué se diferencian? ¿Tienen la misma efectividad?

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

El equipo médico de Body Health Group aclara cuáles son sus beneficios y qué cuidados se requieren para una mayor efectividad. 

¿Qué diferencias hay entre un tapabocas y barbijos?

La gran diferencia entre ambos está en la permeabilidad; si bien los dos reducen la emisión de micro-gotículas (gotas de saliva microscópicas) de quienes poseen síntomas o son pre-sintomáticas y evitan su ingreso en bocas y narices sanas, el barbijo fabricado con SMS Medical (tela quirúrgica compuesta por tres capas) cuenta con una barrera microbiana, capaz de bloquear los gérmenes patógenos y de cualquier tamaño, por su propiedad hidrofóbica, es decir, que repele el agua. Esto le brinda una eficiencia de filtración del 99%.

¿Hay uno que es más seguro que el otro? ¿Por qué?

Sí, el barbijo lo es ya que, además de su excelente permeabilidad, no acumula calor o humedad.

Si bien el tapabocas es necesario para los espacios públicos, recomendamos que en lugares como, por ejemplo centros estéticos u otro tipo de comercios, el paciente utilice el barbijo para una mayor seguridad.

En el caso de particular de Body Health, la firma tuvo que reinventarse y comenzó, tras la llegada del COVID-19, a fabricar barbijos triple capa que están avalados por la ANMAT; los mismos se venden a centros de estética y empresas de otros rubros que precisen de estos elementos también.

¿Qué tipo de materiales se necesitan para darles vida?

Es fundamental el tipo de tela con el que esté hecho para asegurarse una mayor seguridad: tiene que ser SMS, hipoalergénica y, como eje primordial, no tiene que permitir el ingreso de fluidos.

¿Qué vida útil tiene un tapaboca y barbijo respectivamente?

El tapabocas es lavable pero es permeable, ya que deja ingresar una mayor cantidad de gotículas. Los barbijos, en cambio, son efectivos por 4 horas nada más.

¿Precisan de una limpieza específica?

El tapabocas se higieniza con agua a temperatura elevada y jabón; otra opción es lavarlo con un 70% de alcohol y 30% de agua. Dado que el virus puede sobrevivir por un tiempo acotado en las telas, es aconsejable dejarlo secar al menos tres días.

El barbijo, por su lado, no precisa limpieza ya que es desechable.


¿Cuál es el uso correcto de ambas y qué errores deben evitarse?

La forma adecuada de utilizarlos para una mayor seguridad es cubrirse la boca y nariz, asegurando que no haya espacios libres entre la cara y cualquiera de estos dos elementos de protección. Ajustarlos de manera correcta es fundamental para que no se escapen las gotículas.

Para quitar el barbijo, una vez que se haya retornado al hogar, hay manipularlo por las bandas elásticas, nunca tocando la parte delantera. Tendrá que ser desechado en un recipiente cerrado y lavarse las manos con agua y jabón o un desinfectante a base de alcohol.

Por otro lado, hay que evitar tocar la mascarilla mientras se usa y, si es así, hay que lavarse las manos inmediatamente.


 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?