El mal momento que vivió una familia por culpa de los "roba ruedas" de Godoy Cruz

El mal momento que vivió una familia por culpa de los "roba ruedas" de Godoy Cruz

El viernes a la tarde, efectivos de la Policía de Mendoza allanaron la vivienda de una familia en busca de las cubiertas robadas. Todo resultó ser un malentendido por un error en la patente del auto del que son dueños.

Kevin Maroto

Kevin Maroto

Una familia mendocina vivió un muy mal momento el viernes a la tarde cuando allanaron la casa en la que viven en busca de unas cubiertas robadas. Todo resultó ser un malentendido y los efectivos terminaron pidiéndoles disculpas, pero el enojo por lo ocurrido perdura hasta hoy.

Todo comenzó hace unos días cuando se viralizó un video en el que se ve a dos delincuentes a bordo de un Peugeot 308 blanco que se detienen junto a una camioneta para robarle las ruedas en Godoy Cruz. Quien filmó el video anotó la patente del vehículo en el que se movilizaban los ladrones y la incluyó en su denuncia.   

"Andan robando ruedas por todos lados, pero esto sucedió en Godoy Cruz. Van en un Peugeot 308 blanco", indicó quien filmó a los malvivientes, que se bajaron del auto con barbijo y robaron las cubiertas en sólo unos segundos.

Con los datos aportados por el testigo, la Fiscalía a cargo de investigar el hecho dispuso un allanamiento en la vivienda del dueño del vehículo. "La patente es de nuestro auto. Es un Peugeot 308 blanco, pero no es el del video. Es terrible lo que nos pasó. Nos allanó la policía la casa y nos querían secuestrar el auto. El auto del video tiene todo el techo blanco y el nuestro tiene el techo con un vidrio negro. Gracias a eso no nos secuestraron el auto y nos terminaron pidiendo disculpas", contó Hugo Gómez sobre el mal momento que vivieron el viernes a la tarde.

"Pasamos un momento terrible. Nos dejaron pegados en algo que no tenemos nada que ver. No sé si el auto del video tiene una patente trucha o si el testigo se equivocó al anotarla. Es evidente la diferencia en el techo, mi auto tiene el techo negro", agregó Hugo.

De acuerdo al relato de Hugo, un policía de Investigaciones ya había ido a ver el auto y anotó la diferencia en el techo. "Además vio que mi hijo no era ninguno de los que aparecen en el video. Él mide 1,83 y los del video miden 1,60. El oficial hizo un informe diciendo que no era el mismo auto y que la persona tampoco coincidía", explicó Hugo.

Y completó: "Cuando nos hacen el allanamiento, uno de los policías se da cuenta de la diferencia en el techo y llama a la fiscal. La fiscal ve que en el expediente ya estaba el informe de que no era el auto y cancela el allanamiento. Nos terminaron pidiendo disculpas, pero pasamos un momento terrible".

"Tengo 60 años, somos gente de laburo, gente honesta. Imaginate el susto que nos pegamos cuando entraron dos policías por cada puerta buscando dos cubiertas robadas. Vivimos en un barrio privado, en una casa linda. Mirá si voy a ir a robar en mi auto dos cubiertas y las voy a tener en mi casa. Si el auto nuestro no tenía el techo negro y mi hijo era más petiso estábamos todos presos ahora. Es una locura lo que pasó", cerró Hugo, aún enojado por el mal momento vivido el viernes a la tarde.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?