Pedro Cahn: "No soy fanático de la cuarentena, pero sí soy anti muerte"

Pedro Cahn: "No soy fanático de la cuarentena, pero sí soy anti muerte"

El reconocido infectólogo dejó en claro que el aislamiento social no es una imposición caprichosa, sino más bien una medida de salud pública: “No soy fanático de la cuarentena, a todos nos complicó la vida, nadie es pro cuarentena, somos anti muerte y anti desastre humanitario".

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El infectólogo Pedro Cahn, uno de los más reconocidos asesores médicos que asiste al presidente Alberto Fernández durante la pandemia de COVID-19, aseguró hoy que “nadie es pro cuarentena” pero sí “somos anti muerte y anti desastre humanitario”, por lo que cuestionó a los que están en contra del aislamiento social obligatorio al sostener que en los sitios donde no se cumple con la cuarentena obligatoria, la suba de casos de coronavirus “es mucho mayor”.

“Argentina no inventó nada, no es una isla en el mundo donde la cuarentena no existe, sino que es una recomendación de la Organización Mundial de la Salud”, dijo Cahn en declaraciones radiales citadas por la agencia de noticias Télam.

Asimismo, Cahn dejó en claro que el aislamiento social no es una imposición caprichosa, sino más bien una medida de salud pública: “No soy fanático de la cuarentena, a todos nos complicó la vida, nadie es pro cuarentena, somos anti muerte y anti desastre humanitario ante una enfermedad de rápida transmisibilidad”.

“Para los que dicen si la cuarentena sirve o no, hay que decir que en los lugares donde se pudo hacer el distanciamiento social el crecimiento es muy lento y en los que no se pudo realizar es mucho mayor”, sentenció respecto a las críticas contra las políticas de confinamiento obligatorio, y puso como ejemplo lo que está ocurriendo en el Barrio Padre Mujica (ex Villa 31) de Retiro, en la villa 1- 11-14 o los geriátricos, sitios donde las tasas de contagio de COVID-19 crecen a ritmos alarmantes.

Al respecto, el infectólogo mencionó que los principales problemas en las barriadas humildes  son “las condiciones de vida de la gente, la falta de agua y el hacinamiento” y cuestionó la “muy injusta distribución del ingreso” que existe en la región. "En la medida que podamos mantener el distanciamiento social a partir de mañana que se empiezan a liberalizar algunas actividades, va a empezar a volver gota a gota la actividad económica sin que perjudique la marcha de la epidemia y la integridad del sistema de salud", recalcó.

“Es cierto los que dicen que estamos combatiendo una pandemia del siglo XXI con estrategias del siglo XVIII, lo que sucede es que en ausencia de una cura o una vacuna la mejor herramienta que tenemos es el distanciamiento social”, concluyó.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?