Tabacaleras y kiosqueros advierten que se está agotando el stock de cigarrillos

Tabacaleras y kiosqueros advierten que se está agotando el stock de cigarrillos

El parate en la actividad por la cuarentena haría que los cigarrillos comiencen a ser un faltante en los kioscos del país. Los productores, las tabacaleras y los kiosqueros expresaron su preocupación. "Esta semana salen los camiones con lo último que tenemos para comercializar", dijeron.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Como consecuencia del parate en las actividades tras la cuarentena obligatoria por la pandemia de Covid-19, la industria tabacalera y los kiosqueros advirtieron que el stock de cigarrillos está llegando a su fin en el país y podrían escasear si la fabricación sigue detenida.

Los principales fabricantes de cigarrillos del país aseguran que durante esta semana irán saliendo los camiones con el último stock que tienen para comercializar, ya que la producción está frenada desde el 20 de marzo pasado.

La Unión de Kiosqueros (UKRA) también expresó su preocupación por la crisis en el sector. "Esto atenta, no sólo contra el objetivo deseado de aislamiento social, porque unos 8 millones de fumadores circulan por distintos kioscos en busca del producto, sino que, adicionalmente, y desde un punto de vista económico, esta escasez perjudica el buen funcionamiento de todos los comercios de cercanía", argumentaron desde la cámara.

Los comerciantes explicaron que los cigarrillos son "fundamentales" para los 100 mil kioscos del país ya que representan el 50% de las ventas. "De prolongarse esta situación, se profundizará el desabastecimiento del producto y, sin dudas, muchos negocios se verán forzados a cerrar", indicaron los kiosqueros.

Ante este panorama, la Cámara de la Industria del Tabaco (CIT) elevó un escrito a los ministerios de Economía, Agricultura y Desarrollo Productivo y a los gobernadores de las provincias productoras en las que relatan las consecuencias del parate.

"La actividad tabacalera es un motor de la economía a nivel regional y un dinamizador social en todas aquellas provincias en las que se produce tabaco. Nuestro sector provee empleo a más de 200.000 personas de manera directa, y son más de 1.000.000 personas las que dependen, directa e indirectamente, de la producción tabacalera", indicaron los fabricantes.

"Cada día en que los cigarrillos no salen de las fábricas industriales, dejan de ingresar $700 millones de pesos en impuestos: $90 millones corresponden al Fondo Especial del Tabaco (FET), $2 millones dejan de ser percibidos por las obras sociales sindicales y $610 millones dejan de ingresar en concepto de impuestos nacionales, coparticipación provincial y seguridad social", expresaron en alusión a que la parálisis en la actividad también afecta al fisco.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?