Matías Fraga: "Hay que achicar el Estado, tiene que dejar de gastar porque no hay quien genere tanto"

Matías Fraga: "Hay que achicar el Estado, tiene que dejar de gastar porque no hay quien genere tanto"

En el marco del ciclo de conversaciones organizado por MDZ y Mendoza Capacita, el emprendedor gastronómico fue duro con los políticos que "castigan" a los emprendedores y que "ni siquiera piensan en ellos". Habló del golpe anímico, de los empleados privados, de estrategias para subsistir, y más.

Federico Croce

Federico Croce

Matías Fraga es el director general de Azuca Restauración, grupo que lleva adelante tres locales gastronómicos ubicados en la calle Sarmiento de la Ciudad de Mendoza: "Azafrán", espacio de alta gastronomía y pionero en cuanto al boom gastronómico de Mendoza cuando comenzó el turismo de bodegas; "Café Unión" -un cálido "café del mundo" en donde se puede ir a trabajar con la computadora, o encontrarse con amigos y desayunar, almorzar, merendar y cenar- y "CawBar", un espacio más relajado en donde la carne es la estrella. 

Además, Mati incursionó en el mundo del vino junto a sus amigos Alfredo y Daniel Merlo, los alma mater de Maal Wines

El emprendedor se sumó al ciclo “MendozAprende”, un cronograma de charlas organizados por MDZ Online y Capacita Mendoza, que busca ponderar a los emprendedores en tiempos de crisis, al mismo tiempo que escuchar sus opiniones y conocer ideas y futuras acciones que inspiren.

En el marco del difícil momento en que vivimos debido a la pandemia de Covid-19, Matías se embarcó en una charla en vivo que se transmitió por el espacio de Instagram de MDZ, y que te dejamos a continuación para que puedas escuchar en su totalidad.

 ¡No te pierdas la conversación!  Podés verla y escucharla completa en el video.

Estas son algunas de los dixits, las reflexiones y las opiniones más contundentes de Matías Fraga:

La sorpresa del coronavirus

La cuarentena me agarró trabajando. Me puse una rutina de trabajo con la computadora. ¿La idea? Planificar a futuro como organizarnos. Me agarró muy de sorpresa. El margen de maniobra en situaciones tan drásticas no es grande”.

“Imaginate que el 10 de marzo mandé una oferta para comprar un fondo de comercio de un nuevo restaurante. Por esto es que te digo que el cambio fue drástico y sorpresivo". 

"Ni nos imaginábamos que esto pasaría. Febrero fue un mes muy bueno, veníamos muy bien con los tres negocios consolidados. Apostamos a tomar más gente, contratamos un montón de gente nueva y nos pusimos a capacitarlos. Decretaron la cuarentena y fue forzoso el cierre. Nadie estaba preparado para un cambio tan drástico”.

La pandemia y el mundo

“Un contexto en el que no podes exportar, no vas a recibir turismo, no hay mercado interno… todos los problemas juntos, realmente tomaron al mundo por sorpresa. Pudimos ver la fragilidad del mundo en cuanto a esto”. 

Matías también entró en el mundo del vino. (Foto: Martín Orozco)

El golpe a las Pymes

“Nuestros negocios apuntan al turismo. No hay negocios que podamos hacer solo para mendocinos. La gente de las bodegas y de ciertos restaurantes que son turísticos no dábamos abasto y ahora tenemos que repartirnos un mercado muy chico y golpeado, que es Mendoza”.

Yo espero lo mejor, pero me preparo para lo peor: para por lo menos seis meses de actividad muy baja en los restaurantes”.

Mi energía está puesta en bancar estos cuatro meses. Nada de lo que yo pueda hacer ahora va a compensar lo que tenía. Debo abrazar la realidad de que lo que viene no será lo mismo que antes. Ni el mundo ni el turismo serán lo mismo en un tiempo largo. El negocio será otro, los márgenes serán otros y los volúmenes serán otros”.

Sobre las medidas que tomó el gobierno para empresarios y Pymes

“¿Qué medidas ha tomado? Nada está reglamentado, nada se puede ejecutar. A tres bancos diferentes escribí y las respuestas son: ‘No tengo nada para confirmarte, ya te vamos a avisar’. El gobierno a los golpes te los da rápido, pero la mano tarda mucho en dártela”. 

“Siento que no se están dando cuenta del daño que van a causar por no hacer lo que se debe hacer. Se está minimizando el rol de la Pyme, del pequeño emprendedor en esta situación. Se van a dar cuenta cuando no quede ninguna”.

Matías Fraga: reflexivo en MDZ. (Foto: Martín Orozco).

Estado vs. emprendedores

“No ‘Nos toca ganar un poquito menos’ ahora, como dijo el presidente. Nos toca ganar menos desde que tengo uso de razón: trabajo desde hace 20 años, y nunca he tenido un año con menos del 30 o 40% de inflación”.

“Es una falacia decir que el que emprende lo hace por plata. La plata es un resultado del éxito; pero quien emprende lo hace por una necesidad que lleva adentro de generar, de ver una idea transformada en algo concreto”.

“Me da lástima que todo sean palos para las Pymes, porque veo a chicos jóvenes que están por tomar la decisión entre ser emprendedores o irse afuera, y cada vez veo menos razones para que un tipo diga ‘este es mi país, la voy a poner, me voy a arriesgar’. Argentina es un país que castiga mucho al emprendedor”.

La calle está muy difícil y el político no lo ve. Las empresas chicas, un taller mecánico, una empresa gráfica, una peluquería son lugares en los que a veces un empleado puede ganar más que el dueño. El Estado no valora a ese tipo que se alquila un localcito, que toma un par de empleados. Esto es lo que mantiene al país funcionando”.

“Otro de mis emprendimientos es una bodega, que llevo con mis amigos Daniel y Alfredo Merlo. El dólar que gastamos para vender vinos nos lo cobran a $80, le llaman ‘dolor turista’ al que yo gasto, porque es un impuesto para ricos. Ahora, la divisa que yo entro por ese vino que estoy vendiendo me la liquidan a $59. Estos no son impuestos a los ricos: son impuestos por impuestos. Esto no termina nunca, no tiene fin. No entran en razón y se va a agotar, porque todo tiene un límite”.

“Los emprendedores estamos castigados y necesitamos que el Estado gaste menos plata. Necesitamos ver una actitud de cambio, porque no podemos seguir pagando el tamaño del Estado que pretenden que tengamos”. 

Si no genera ningún cambio bajar los sueldos de la política, entonces bajalos. Tené el gesto. Da el ejemplo porque todos nos estamos achicando”.  

“El Estado no puede gastar tanto porque simplemente no hay quién pueda generar tanto”.

Matías habló también del golpe anímico para empleadores y empleados, de la estrategia o el paliativo del delivery, la sensación que le produjo cerrar momentáneamente el icónico “Azafrán”, la creativa idea que puso en práctica para que sus empleados puedan cobrar, además del básico, un plus para paliar lo que recibían con las propinas, la comunicación y relación entre emprendedores y empresarios mendocinos, si se animaría a dar un salto hacia la política, y más. Un emprendedor mendocino que vale la pena escuchar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?