Así afectan las pantallas a los niños

Así afectan las pantallas a los niños

Las clases virtuales y el ocio aumentan las horas de exposición a celulares, televisión y computadoras, esto despierta preocupación en muchos padres. La médica oftalmóloga Paula Gochicoa Mulet explica qué hacer para preservar la salud de los chicos.

Felicitas Oyhenart

Felicitas Oyhenart

El aislamiento hace que niños y adolescentes estén frente a pantallas durante horas para hacer las tareas escolares. Sumado a eso, lo que se repite en muchos hogares es el tiempo de recreación con dispositivos electrónicos. Como resultado los chicos pasan la mayor parte del día en celulares o computadoras.

MDZ le consultó a la médica oftalmóloga Paula Gochicoa Mulet, especialista en oftalmopediatría y estrabismo, cómo afecta a los niños la exposición a las pantallas y qué hacer para preservar su salud.

Según la profesional el uso excesivo de pantallas, más allá de lo oftalmológico, traerá consecuencias en el desarrollo cognitivo y social del niño,  “el exceso de uso de las mismas desarrolla emociones adictivas, limita la capacidad del niño de relacionarse, provoca mayor riesgo de depresión o ansiedad infantil, altera su ciclo de descanso por exceso de estímulos visuales, entre otras consecuencias”.

Estudios demuestran que el exceso del uso de pantallas, por parte de los niños, limita el desarrollo cerebral, afectando gravemente a su imaginación y creatividad. Además, está comprobado que provoca sedentarismo y eleva el riesgo de obesidad.

“El uso de pantallas después de las ocho de la noche inhibe la secreción de melatonina originando dificultades para la conciliación del sueño. A largo plazo, esto puede producir trastornos emocionales y de concentración”, explica Gochicoa Mulet quien agrega: “es un tema que me preocupa y me ocupa”.

La oftalmóloga cuenta que existe artículo muy interesante que cuenta que dejar a un lado las pantallas y leer libros a los niños durante los cinco primeros años de vida aumenta el desarrollo del cerebro, de acuerdo con los primeros estudios en proporcionar evidencia neurobiológica de los beneficios potenciales de la lectura frente a los posibles daños causados por el tiempo que pasan frente a las pantallas”. (investigación del Centro de Lectura y Alfabetización del Hospital de Niños de Cincinnati, en Estados Unidos).

Para realizar los estudios, examinaron con resonancia magnética la sustancia blanca en el cerebro. El aumento y la organización de la materia blanca es fundamental para la competencia del cerebro al momento de comunicarse. Sin un sistema de comunicación bien desarrollado, la velocidad de procesamiento del cerebro se ralentiza y el aprendizaje sufre.

Además de las resonancias, los pequeños pasaron diversos test cognitivos. Los resultados muestran que aquellos niños que usaban este tipo de dispositivos (televisores, tablets, celulares) durante más de una hora al día tenían menos habilidades en alfabetización, expresión del lenguaje y menor puntuación a la hora de nombrar objetos rápidamente.

¿Cuál es el tiempo máximo que los niños pueden estar frente a pantallas?

 Respecto a la cantidad de tiempo que es aconsejable que los chicos estén con la computadora o el celular, la oftalmóloga aclara: “estamos en una situación  particular, que lleva a ser un poco más flexibles respecto al tiempo que nuestros hijos están frente a las pantallas”. Sin embargo, la médica aconseja que los padres controlen el tiempo de exposición: los niños de 0 a 2 años no deberían pasar tiempo frente a pantallas, los de 3 a 5 años sólo una hora al día y los 6 a 12 años no deben estar más de 2 horas al día con dispositivos.

La profesional destaca la importancia de supervisar siempre el contenido de los sitios que los niños visitan, como así también controlar que la distancia dispositivo- cara sea como mínimo del largo del brazo de la persona que está frente a la pantalla.

Tal como se dijo anteriormente la situación particular de aislamiento y clases virtuales lleva a que los niños pasen más tiempo del habitual mirando pantallas es por esto que probablemente sientan ciertas molestias. “Los síntomas que se presentan son sequedad ocular por la disminución de la frecuencia del parpadeo cuando uno fija la vista (en este caso en la pantalla)” aclara la oftalmóloga. Lo que recomienda la profesional es realizar una teleconsulta con un oftalmólogo de cabecera para que el mismo recete lubricantes oculares adecuado para el tipo de ojo seco. 

En algunos casos puede presentarse visión borrosa, esto se dá como resultado de la sequedad visual. En otros casos, el estar frente a computadoras más de lo habitual lleva a que la persona note que precisa de corrección ocular (uso de lentes) para leer bien.

Es importante supervisar siempre el contenido de los sitios y la distancia dispositivo-cara.

¿Qué ejercicios se pueden realizar para descansar la vista?

Gochicoa Mulet recomienda: "La regla 20-20-20 fue diseñada por el optometrista californiano Jeffrey Anshel, como un recordatorio fácil para tomar descansos y evitar la fatiga visual. Consiste en calcular 20 minutos delante de una pantalla y entonces enfocar algo que se encuentre a 20 pies (aproximadamente 6 metros) durante 20 segundos”.

La oftalmóloga cuenta que en los últimos años una de las preguntas más comunes de los padres en el consultorio es cómo afecta a los niños el uso de pantallas. Agrega que a partir de que se decretó la cuarentena muchos padres muestran preocupación debido a la cantidad de horas que pasan los chicos en las pantallas, “ha habido un aumento de los casos de niños que antes no estaban frente a las pantallas pero que hoy, debido al aislamiento, usan los dispositivos tanto para realizar sus tareas como para sus horas de ocio”.

"Necesitamos que nuestros niños y niñas dejen las pantallas y se aburran más porque en ese aburrimiento es cuando surgen las mejores ideas. Pero para eso somos nosotros los que debemos animarnos a que ellos nos necesiten cuando estén aburridos, concluye Paula Gochicoa Mulet.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?