Las personas discapacitadas piden prioridad en los supermercados

Las personas discapacitadas piden prioridad en los supermercados

El planteo fue realizado por la Defensoría de las Personas con Discapacidad a las principales cadenas de supermercados, hipermercados y comercios minoristas. Preocupan sobre todo las largas esperas en condiciones adversas que pueden complicar aún más los cuadros de salud preexistentes.

Rubén Valle

Rubén Valle

La emergencia sanitaria decretada a nivel nacional ante el avance del coronavirus tiene a un sector doblemente afectado: las personas discapacitadas. Para las cuales, hay que decirlo también, no se contemplaron aspectos fundamentales dentro de toda la política preventiva que se está aplicando en todo el país. 

Frente a esos "baches", la Defensoría de las personas con discapacidad de Mendoza sigue atentamente el desarrollo de las distintas acciones sanitarias, pero también elabora sus propias propuestas. Así es como hoy presentó a los responsables de las principales cadenas de supermercados e hipermercados y comercios minoristas de la provincia un requerimiento fundamental para ese colectivo: priorizar la atención de personas con discapacidad.

Nada fuera de lo que corresponde legalmente. Por eso, para esta solicitud formal apelan a lo que ya establecen las leyes vigentes en cuanto al proceso de consumo en lo relacionado al ingreso a los locales, la atención en las líneas de caja y en la atención personal.

Aplicación incompleta

Juan Carlos González, titular de la Defensoría provincial, planteó que "en el marco de las medidas extraordinarias que se están tomando desde el Estado nacional y provincial en relación a la pandemia del Covid-19 notamos que surgen problemas en su aplicación. En este caso, se trata de la situación que se presenta a personas con discapacidad a la hora de afrontar largas esperas en entornos adversos".

Para el funcionario esta compleja situación "profundiza riesgos como el de sufrir eventos de salud relativos a la discapacidad, con consecuentes utilizaciones del sistema de salud y la inadecuada recarga del mismo en momentos de emergencia sanitaria. De esta manera se rompe la -más necesaria aún- equiparación de oportunidades y se hace a las personas con discapacidad más proclives a situaciones de contagio".

González recordó que, además de ser obligatorio el aislamiento, se debe hacer todo lo posible para que las personas con discapacidad permanezcan en cuarentena. Sin embargo, dada la realidad social de muchos de ellos, algunos deben salir en procura de su subsistencia.

"A estos sectores de la economía que están autorizados a continuar en actividad en vistas a garantizar la subsistencia de la población, los instamos a que en el marco de las medidas especiales que están adoptando, aseguren la prioridad. A simple presentación de Certificado Único de Discapacidad (CUD) toda persona con discapacidad debería ser priorizada en la atención sin aplicar restricción alguna por propio criterio", propuso el Defensor. 

Para complementar el pedido al sector empresaria, desde esta dependencia se le solicitó a la Dirección de Defensa del Consumidor, en su calidad de órgano de aplicación de las leyes en la materia, que extreme los controles y, de corresponder, aplique sanciones a los infractores.  

 

Las vías de comunicación para acercar inquietudes y denuncias, siempre respetando el aislamiento social, son: 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?