Coronavirus: ¿existe una alternativa mejor al encierro total que destroza la economía?

Coronavirus: ¿existe una alternativa mejor al encierro total que destroza la economía?

El periodista y escritor Thomas Friedman plantea que hay que comenzar a trabajar en otros métodos para prevenir la expansión del coronavirus.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Las extremas medidas que se están tomando por el avance del coronavirus en el mundo pueden resultar beneficiosas para la salud de las personas, pero también catastróficas para la economía de los países. Por eso varios expertos ya se están preguntando si el remedio no es peor que la enfermedad, y si no hay otras formas de llevar adelante la crisis.

Esta cuestión estudia el periodista y escritor Thomas Friedman en un artículo publicado en La Nación, en el que se pregunta si no hay otras formas de frenar al coronavirus sin detener completamente la economía, causando un daño irrecuperable para algunos países.

"Es urgente empezar a preguntarnos cómo minimizar con sintonía fina la amenaza para los más vulnerables y al mismo tiempo maximizar la posibilidad de que el mayor número de personas puedan volver a trabajar", explica el tres veces ganador del premio Pulitzer.

Una de las soluciones propuestas es el abordaje "quirúrgico" al problema, es decir, enfocarse en los grupos de riesgo y que el resto de las personas sigan con su vida normal. "Una de las mejores ideas que escuché la propuso el doctor David L. Katz, director fundador del Centro de Investigaciones en Prevención de la Universidad de Yale. Katz dice que en este momento nuestros objetivos son tres: salvar tantas vidas como sea posible, garantizar que el sistema de salud no colapse, pero también asegurarnos de que al cumplir los dos primeros objetivos no destruyamos la economía", señala, argumentando que una caída en la economía puede destruir "más vidas" que el coronavirus.

"Un abordaje quirúrgico-vertical apuntaría a proteger y aislar a los más vulnerables y expuestos a perder la vida o sufrir daño a largo plazo por la infección del coronavirus y básicamente tratar al resto de la sociedad igual que cuando ocurren otras amenazas sanitarias", puntualiza. A lo que se refiere es que todos deberían seguir las reglas para evitar el contagio, como lavado de manos y cuidado extremo a la hora de dejar el hogar, pero que sólo los más vulnerables deberían estar asilados.

El párrafo final de la nota deja en claro cuáles son las opciones que tenemos: "O dejamos que muchos de nosotros contraigan coronavirus, se recuperen y vuelvan al trabajo, mientras hacemos lo máximo posible para que no mate a los más vulnerables. O bajamos la persiana durante meses y tratamos de salvar del virus a todos, sin importar su perfil de riesgo, y matamos a muchos otros por otros medios, al matar nuestra economía y tal vez también nuestro futuro".

Leé el artículo completo.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?