Vendimia automática: así se cosecha uva con máquinas en Mendoza

Vendimia automática: así se cosecha uva con máquinas en Mendoza

Las cosechadoras son cada vez más usadas en la provincia por la falta de mano de obra para levantar la uva. En el Valle de Uco es donde más se emplea. Cómo funcionan.

Pachy Reynoso

Pachy Reynoso

Las vides de Mendoza están en proceso de cambio. La imagen de la vendimia con consechadores que llevan gamelas al hombro ha cambiado, en algunas zonas, por la de máquinas que cosechan de manera automática y con tecnología de última generación. Es lo que ocurre en algunas áreas del Valle de Uco, por ejemplo, donde la tendencia a tecnificar la cosecha crece. 

Una de las razones es la falta de mano de obra: cada año hay menos trabajadores locales y de otras provincias que buscan empleo temporal en la cosecha de la uva. Las máquinas reemplazan a una cuadrilla de entre 40 y 50 personas y pueden cosechar en promedio 20 mil kilos de uva en tres horas. 

La máquina es autopropulsada y tiene como particularidad que realiza el proceso de limpieza del racimo allí mismo; es decir que entrega la uva sin residuos de la vid.

La cosechadora se monta sobre el espaldero de vid. Allí una serie de bastones toman el espaldero y hace un movimiento en la hilera que hace que la uva y los racimos se desprendan y caigan en los capachos de la máquina. Ese sector, realiza movimientos ascendentes que llevan la uva hacia una mesa de selección. Finalmente la uva llega a las tolvas donde se acumula para luego descargarla en los camiones. 

Por cada tanda, la cosechadora produce 2500 kilos de uva y reemplaza una cuadrilla de entre 40 y 50 personas. "Estas máquinas tienen un desarrollo importante dada la necesidad insatisfecha de mano de obra que a lo largo de los años ha sido cada vez más escasa. Este tipo de máquinas ha tenido un desarrollo muy grande", explicaron a MDZ los propietarios del equipo. 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?