Los argentinos y el coronavirus: no compartir el mate y viajar menos al exterior

Los argentinos y el coronavirus: no compartir el mate y viajar menos al exterior

Estos son algunos de los cambios en la vida cotidiana debido a la llegada del virus al país. Las medidas básicas de prevención ya se están naturalizando, pero todavía hay muchos que pese a todas las advertencias están dispuestos a viajar a lugares donde el virus golpea fuerte.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Cancelar viajes, suspender visitas a familiares enfermos y hasta dejar de compartir el mate son algunos de los cambios de hábitos que los argentinos adoptamos por la llegada del coronavirus al país, que ya dejó una muerte, 17 infectados y más de 70 de personas en cuarentena.

Mientras el gobierno nacional oficializó las recomendaciones de medidas preventivas para evitar la propagación del Covid-19 en los establecimientos educativos de todos los niveles y autorizó a otorgar licencias laborales excepcionales, la gente cambia sus hábitos para reforzar las medidas de cuidado.

"En mi trabajo una chica se fue a recorrer Francia, Inglaterra y España y ya le dijeron desde Recursos Humanos que no vuelva, que se quede trabajando desde su casa", dijo Cristian Flores, que trabaja en un estudio contable en El Palomar.

"Como algunos se fueron de vacaciones, aunque volvieron hace más de un mes, evitamos tomar mate juntos ya que somos más de 10 empleados", admitió.

Mariel Quirico trabaja en un laboratorio de Villa Soldati. En su lugar de trabajo, a los que vuelven de vacaciones los llaman de Recursos Humanos para saber de dónde vienen. "Hace unos días fui a un laboratorio y tuve que responder negativamente unas preguntas, si no, no nos dejaban entrar como medida protocolar", contó. 

Desde el Ministerio de Salud se recomendó que aquellas personas que hayan estado recientemente en algunos de los países con circulación activa del virus (Italia, Francia, España, Alemania, China, Japón, Corea e Irán), o hayan tenido contacto con alguna persona que haya viajado, permanezcan en sus hogares y no concurran a lugares públicos durante 14 días.

"No pude ir ver a mi tío que está internado en el Hospital Argerich porque ahí fue donde murió una persona por el coronavirus. Si bien podía ir, él nos pidió que no fuéramos por las dudas, y nosotros también decidimos no ir para no exponer a mi familia", relató Diego Defelippe, que trabaja en una empresa constructora en Vicente López.

Guido Torbidoni contó que la dueña del departamento que alquila en Olivos volvió de Italia la semana pasada y está en cuarentena. "Retrasamos el pago del alquiler porque no quiero ir a verla", reconoció. 

Prevenir acá o allá

Según la recomendación oficial, se deben lavar las manos con agua tibia -ni fría ni caliente- y con jabón. Lo ideal es hacerlo entre 15 y 20 segundos, luego enjuagarse y secarse muy bien. Se puede utilizar jabón líquido o en barra. Es importante lavar las manos de ambos lados, entre los dedos y hasta la altura de las muñecas, frotando las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados y contra el dorso de la otra mano.

"En el jardín de mi hijo están haciendo mucho hincapié en el lavado de manos. Todavía no nos dijeron nada sobre la concurrencia. Obviamente entre los padres hablamos por si alguno se va de viaje, para cuidarnos entre todos", reconoció Yanel Geerken, que lleva a su hijo Benicio (4), a un jardín de Castelar.

Marcela Girollet, docente de grado en una escuela pública de Morón, explicó: "No hicimos ninguna tarea en concreto hasta el momento. Estamos atentos a las directivas, mientras insistimos en que los chicos se laven las manos".

En cuanto a los viajes, muchos argentinos decidieron cancelar sus pasajes a Europa y otros destinos, y otros decidieron arriesgarse y viajar igual para evitar el riesgo de perder el valor de los pasajes o el hospedaje ya contratado.

"Cancelé mi viaje a España porque no quería quedarme encerrado allá; muchas atracciones están cerradas al público", dijo Gonzalo Tolosa, un médico que atiende en su consultorio del centro porteño.

"Yo saqué un préstamo para irme a Japón con mi hija en los primeros días de abril y vamos a ir igual porque si no perdemos todo. Vamos a tener máxima precaución y cuando volvamos vamos a estar 15 días sin ver a nadie", dijo la bioquímica Sonia Stark.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?