La Biblioteca San Martín está hace tres meses sin director

La Biblioteca San Martín está hace tres meses sin director

La principal biblioteca de la provincia se encuentra acéfala desde hace tres meses, cuando se realizó el cambio de gobierno. La situación preocupa a los trabajadores, ya que aseguran que las actividades están paralizadas y cunde la incertidumbre. Cuál es la respuesta de la ministra Mariana Juri.

Nicolás Munilla

Nicolás Munilla

La Biblioteca Pública General San Martín vive por estos días una situación inédita: hace tres meses que está sin director, lo que implica la paralización de buena parte de sus actividades y la incertidumbre y preocupación de sus trabajadores que exigen respuestas por parte del Ministerio de Cultura y Turismo, que por el momento no ha hecho grandes avances en ese sentido.

En las salas y pasillos del edificio ubicado en la Alameda cunde el desasosiego: si bien los bibliotecarios y administrativos reconocen que no es la primera vez que la biblioteca se encuentra acéfala, remarcan que nunca estuvo tanto tiempo sin director o directora. Aunque las tareas cotidianas continúan su curso, cada vez se les hace más difícil sostener el funcionamiento de la institución: "Hay sectores que no están marchando o lo hacen a medias. Por ejemplo, el taller de encuadernación está prácticamente desabastecido ya que le faltan insumos", explica uno de los trabajadores consultados por MDZ.

Para los empleados, la falta prolongada de un director es un "retroceso" para la Biblioteca San Martín que este 2020 festejará su bicentenario, ya que "las decisiones estratégicas no se están tomando". Un ejemplo son los talleres y cursos que se dictan anualmente en la institución, que no han sido renovados y corren riesgo de perderse definitivamente pese al interés de los profesores. También mencionan la participación de la institución en la Feria del Libro de Buenos Aires que se realizará a principios de mayo, indicando que las personas encargadas de viajar a la capital nacional para adquirir nuevos ejemplares aún no han sido notificadas pese a que normalmente esto suele definirse con varios meses de antelación.

El enojo de los trabajadores está orientado al nuevo Ministerio de Cultura y Turismo, al cual acusan de manejarse con "indiferencia" respecto a la situación de la biblioteca. "Estamos preocupados por la negligencia e ignorancia absoluta con la que se están desenvolviendo. Nos reunimos una sola vez y nunca más. Queremos que esto cambie pero ya empezamos con el pie izquierdo", argumentan.

De todos modos, los empleados esperan que el nombramiento de la futura autoridad de la Biblioteca San Martín "mantenga la línea seguida por la anterior directora Marta Babillón", y que el nuevo director o directora "tenga la capacidad de gestión y los conocimientos suficientes para conocer el trabajo interno, y que sea en lo posible un profesional de la Bibliotecología", razona una bibliotecaria. Además de recuperar la normalidad, se reclaman soluciones en otros aspectos críticos, como la falta de personal (solo 16 personas trabajan en forma continua, más otros en forma de adscrito o por traslado) y los problemas edilicios.

La respuesta de Juri

La ministra de Cultura y Turismo de la provincia, Mariana Juri, pone paños fríos a la situación y alega que la demora en nombrar a un director en la Biblioteca San Martín obedece a la "emergencia que implicó abordar la Vendimia" y, a su vez, enmarca este retraso en los reajustes que aún se están completando en el organigrama del nuevo ministerio: "En muchos de los espacios hemos puesto a disposición los directores en funciones, como en este caso a Gustavo Tarantuviez (director de Estrategias Culturales), y también hemos confiado en el personal de planta charlando con ellos y definiendo acciones. De hecho ya estamos trabajando intensamente hace más de un mes tanto con la Feria del Libro provincial como en la participación de Mendoza en la Feria del Libro de Buenos Aires".

Al respecto de la biblioteca, la funcionaria asegura en declaraciones a MDZ que "en los próximos días vamos a tener alguna propuesta que iremos conversando y siempre respetando las opiniones del personal".

En cuanto al perfil que se busca para el nuevo director de la Biblioteca San Martín, Juri puso como ejemplo al flamante director de Patrimonio, Horacio Chiavazza, como parámetro de las designaciones en su ministerio: "En general hemos tratado de ir resolviendo estos puestos con un perfil que sea altamente técnico y capacitado pero que además pueda acompañarnos en la gestión pública y la comprenda. Buscamos un equilibrio pero siempre con un fuerte componente de conocimiento del área".

Dicho perfil irá de la mano con el rol que la actual gestión de Cultura y Turismo intentará darle a la biblioteca provincial: "La venimos pensando como una cuestión integral del mundo de las letras. La Biblioteca San Martín será una herramienta para la difusión de las letras y una mejor articulación con las bibliotecas populares y públicas".

"Intentamos buscarle un perfil más globalizador de lo que hace a la experiencia de las letras, entendiendo que la biblioteca es una herramienta muy importante para empezar a comprender cómo los escritores puedan llegar a una difusión más masiva de sus trabajos, ya sea en los formatos tradicionales como a través de las nuevas herramientas digitales", concluye.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?