Polémica por un popular medicamento para la artrosis

Polémica por un popular medicamento para la artrosis

La ANMAT había suspendido una combinación de medicamentos, pero temporalmente volvieron a habilitarla. Hay quienes aseguran que es riesgoso.

MDZ Política

MDZ Política

La ANMAT había prohibido el uso de un popular medicamento contra la artrosis por los riesgos que podría generar para la salud, pero luego esa medida se retractó temporalmente. Y eso generó polémica porque hay quienes dicen que se pone en riesgo la salud. 

La Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología (ANMAT) ordenó el 29 de noviembre de 2019 –a través de la disposición 9.629– el retiro de las 16 marcas comerciales de un producto muy popular contra la artrosis: una combinación a dosis fijas de Glucosamina y Meloxicam que se vende en un sólo comprimido o sobre.

La decisión se promovió desde el Instituto Nacional de Medicamentos (INAME) con respaldo de la comunidad médica, definiendo a esta combinación de medicamentos como una “asociación innecesaria e irracional” de drogas: una, la Glucosamina, que genera un discutido efecto contra la artrosis y que al ser un fármaco de acción lenta requiere un tratamiento prolongado; la otra, el Meloxicam, un antiinflamatorio que debe tomarse el menor tiempo posible, no más de tres a cinco días, porque de lo contrario incrementa el riesgo de sufrir un infarto o una hemorragia digestiva.

 

El entonces titular del INAME, explicó que se estaba induciendo un uso crónico de una asociación que aumenta los riesgos de los pacientes. La ANMAT estableció, por lo tanto, que en noventa días corridos debían salir de circulación todos los productos en cuestión, y que sin problemas podrían recetarse al paciente ambas drogas por separado para minimizar efectos negativos.

Sin embargo, sólo algunos días después, se firmó la Resolución 10.107 volviendo sobre sus pasos. De esta manera, se rehabilitó la venta de Glucosamina y Meloxicam juntos, y se llamó a formar una comisión de farmacólogos para que en 120 días hábiles den su opinión sobre la continuidad de comercialización.

Ese cambio generó polémica. La diputada nacional Claudia Najul se manifestó: “presenté un proyecto en la Cámara de Diputados con el acompañamiento de legisladores/as de mi partido para que el Gobierno nos explique lo que a nuestros ojos aparece inexplicable. Suspendieron una resolución de la ANMAT que prohibía el uso y comercialización de la combinación de glucosamina y meloxicam. Según informes técnicos de organizaciones y profesionales médicos competentes, esta combinación de fármacos -usada para tratar artrosis- puede provocar hemorragias digestivas, insuficiencias cardíacas y renales, principalmente en personas mayores”.

“Autorizaron el uso de estos medicamentos por 180 días hasta que un comité de expertos entregue más precisiones. Parece el mundo del revés: ¿acaso no debería prohibirse su venta y uso durante el período de evaluaciones? Esperamos una rápida respuesta del Gobierno y una rectificación de las medidas adoptadas. Con la salud no se juega. Nunca”, agregó Najul, que es farmacéutica.

Según los fundamentos de la Disposición 9629/2019, en el marco de la revisión de la vigencia terapéutica de Ingredientes Farmacéuticos Activos (IFA’s) en asociación a dosis fijas, la Dirección de Evaluación de Tecnologías Sanitarias (DETS) comunicó que había recibido informes de diferentes entidades científicas, indicando que estudios realizados demuestran que la dispensa de la asociación a dosis fija de medicamentos cuyos ingredientes farmacéuticos activos contiene una combinación de Meloxicam/Glucosamina, muestran una eficacia cuestionada en pacientes sometidos a esta combinación de fármacos, dado que no permite la titulación de la dosis de cada fármaco en particular ni adecuar la dosis, acortar el tratamiento o suspender un principio activo ante la aparición de efectos adversos, sin afectar a los restantes componentes de la asociación, produciendo un aumento estadísticamente significativo de la mortalidad, de la internación por hemorragia digestiva, de la internación por insuficiencia cardíaca o insuficiencia renal, sobre todo en personas adultas mayores.

Tomó intervención la Dirección de Evaluación y Registro de Medicamentos (DERM), agregando a los informes, que la Glucosamina se comercializa en nuestro país como clorhidrato de Glucosamina y como sulfato de Glucosamina, siendo este último por su mejor biodisponibilidad el que resulta eficaz, limitando su uso a tres meses y debiendo dejar al menos un periodo de descanso de dos meses pudiéndose repetir luego de evaluar si resulta eficaz en el paciente.

"Por ello la DETS y la DERM, basadas en los informes referidos, recomendaron suspender la comercialización y uso de todas las especialidades medicinales que contengan como principio activo la asociación a dosis fijas de Glucosamina-Meloxicam (monodosis en un solo comprimido o sobre), sin que la medida alcance a los productos que se presenten como monodroga de ambos IFA’s", indica la legisladora mendocina. Lo propio hizo la Dirección Nacional del Instituto Nacional de Medicamentos, que recomendó prohibir la comercialización y uso de todas las especialidades medicinales mencionadas.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?