Arte por todos lados: la historia detrás de los murales de Chacras

Arte por todos lados: la historia detrás de los murales de Chacras

Franco Glellel es integrante del colectivo de artistas mendocinos Panamá Club. Es gamer de profesión, ilustrador de carrera. En noviembre de 2019 reunió a setenta muralistas para llenar de color un espacio que algunos ingenuamente consideraron que jamás se apreciaría.

Ignacio de Villafañe

Ignacio de Villafañe

Franco Glellel tiene 34 años, estudió diseño y hoy se gana la vida como ilustrador de video juegos. Sin embargo, la faceta más conocida de su trabajo está presente en las todas las calles de Mendoza e incluso fuera de los límites de la provincia. Junto a otros artistas integra el colectivo de muralistas Panamá Club y este año proyecta extender su trabajo por toda la ciclovía de Chacras de Coria, en Luján de Cuyo, algo que tuvo su inicio experimental en noviembre de 2019.

La idea comenzó con trabas y resultó ser un éxito. Es que al principio la idea de invertir en pintura para cubrir una superficie de setecientos metros cuadrados en un lugar “poco transitado” -ese fue el argumento que se esgrimió por parte de los que guardaban sus dudas al respecto- no era visto con buenos ojos por quienes se habían comprometido a financiar la cruzada; principalmente instituciones que se comprometieron a donar los materiales necesarios.

Pero la visión de los artistas fue la más acertada, que entendieron ese lugar “poco transitado” como una mina de oro a explotar. Y fue así como uno de los tramos más recientemente construidos de la ciclovía de Chacras de Coria, el que va desde Ugarte hasta Besares paralelamente a calle Darragueira y acompañado por el canal del Río Seco y la vegetación abundante de esa zona se convirtió en el escenario de un nuevo museo a cielo abierto en Mendoza.

”La idea era hacer un homenaje a Freddy Filete”, cuenta Glellel mientras se acerca al paredón de 180 metros de largo por 4 de alto pintado entre las calles Orsini y Periodistas Mendocinos. Freddy, el homenajeado, es el nombre or el cual se conocía a Alfredo Guillermo Fernández, experto en la técnics del fileteado porteño, fallecido en 2017 y vinculado a Mendoza por su gran impulso al muralismo local.

Por ese intento de rendirle tributo a Freddy fue que a Glellel le encomendaron la tarea de organizar la intervención junto a sus colegas. Mendocinos de todos los departamentos, muralistas nuevos y veteranos, visitantes de Chile y otras provincias llegaron a Chacras de Coria para abrir un nuevo espacio dedicado al arte urbano. Cada uno con su estilo, con su impronta. Y no solamente en las paredes que dan a la vereda sino también sobre los muros que contienen el Río Seco.

”Es algo muy característico de acá, de Mendoza, lo de pintar los canales”, explica Glellel y asegura que “muchos vienen de otro lugar y piden por favor pintar un canal, porque en otros lugares no se ve”.

Para Glellel, las paredes abigarradas entre tanto verde es motivo de orgullo. Recorre los murales y recuerda cómo fueron elaborados de manera individual y a la vez colaborativa, donde cada artista llevaba a cabo su obra pero siempre en consideración de cómo iba a combinar con los dibujos vecinos. No necesita ver las firmas para saber quiénes fueron los autores; eso es algo que reconoce por el estilo.

Mirá el video y conocé junto a Franco Glellel la historia oculta detrás de los nuevos murales de Chacras de Coria.
 

 

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?