Una sola familia tenía 6 perpetuas, pero puede mejorar su situación

Una sola familia tenía 6 perpetuas, pero puede mejorar su situación

En el Barrio Álvarez Condarco (Las Heras) todos recuerdan el día en que acribillaron a Nelson Eskers. Los acusados por el asesinato, seis personas de una misma familia, fueron condenados a perpetua. Sin embargo hay novedades que ponen el caso patas para arriba.

Facundo García

Facundo García

El 23 de enero de 2018, Nelson José "loco" Eskers (33) salió de la cárcel. Con el sol y la brisa en la cara, volvió al barrio Álvarez Condarco, de Las Heras, donde era un viejo conocido. Y su retorno duró lo que un suspiro. Al otro día, los Parodi -que se la tenían jurada- le empezaron a disparar hasta matarlo. Después vino el juicio. La primera sentencia determinó que los coautores del asesinato habían sido nada menos que seis integrantes de una misma familia: se dictó perpetua para todos. Pero esta semana hubo novedades que podrían cambiar el panorama.

"Según el debate del primer juicio, a Eskers lo atacaron entre varios y se iban pasando el arma, disparándole. Mientras, otros lo agarraban para que no escapara. Una vez que el tipo quedó en el suelo, varios acusados se metieron de nuevo en su casa, como si nada", informó una fuente allegada a la causa.

En aquel primer proceso legal, Marcelo Peralta, Carla Elizabeth Parodi Chacón, Jonathan Parodi, Shirley Parodi, Julieta Parodi y Laura Chacón Moyano fueron sentenciados a la pena máxima. Todos adentro. Más tarde, la Suprema Corte de la provincia ordenó que se revea la situación de los condenados. Así que ahora esta particular familia espera que le lleguen tiempos mejores.

Siempre sale el sol

El itinerario fue largo. Tras un recurso presentado por la defensa, la Suprema Corte solo confirmó las condenas de Shirley, Jonathan y Marcelo, aunque modificó la calificación legal y ordenó que se revea el tiempo que pasarán tras las rejas. De homicidio agravado por concurso premeditado de tres o más personas -que prevé prisión perpetua- pasaron a homicidio agravado por uso de arma de fuego, que implica penas de entre 10 y 35 años.

Es decir que los jueces consideraron que habían matado a Eskers a balazos, sí; pero eso no implica que la familia lo tuviera planeado. ¿Y los otros tres imputados? Para que la Justicia decida sobre ellos, la Corte ordenó repetir el debate.

El "loco" Eskers tenía heridas en varias partes del cuerpo.

El futuro

En consecuencia, este jueves la sala 11 de Tribunales estaba llena. Una mitad de los asistentes eran detenidos y casi la otra mitad policías. Rodeada, la jueza Gabriela Urciolo empezó a transitar la revisión de las tres condenas cuya pena hay que reconsiderar.

Tras la audiencia se pasó a un cuarto intermedio. Ya en los pasillos, una de las abogadas de la defensa, Gabriela Massad, contó que sus defendidos "no tenían antecedentes" y que "está acreditado que había mucha bronca contra Eskers". 

—¿Por qué había tanta bronca contra "el loco"?

—Parece que él quiso tocar o golpear a Shirley y la familia se enojó. De todos modos nosotros sostenemos que no todos dispararon. Fueron Jonathan, Shirley y Marcelo. ¡Incluso había acusadas que estaban de visita y quedaron pegadas a este asunto! 

En síntesis: tres con condena a revisar y tres que enfrentarán un nuevo debate y pueden quedar libres. Hasta hace poco, la familia cargaba con seis perpetuas. Quizá no se note tanto, pero es una mejora sustancial.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?