Arreglar el auto, un dolor de cabeza que cada vez cuesta más

Arreglar el auto, un dolor de cabeza que cada vez cuesta más

La devaluación y la inflación reinantes en Argentina configuran un combo explosivo para los precios de bienes y servicios de todos los sectores. Los repuestos de vehículos y la mano de obra en los talleres de reparación no fueron la excepción y reflejaron una suba del 80 y el 40% respectivamente.

Pablo Villarruel

Pablo Villarruel

El auto, ese bien material que para muchos es una obsesión y para otros una simple máquina para transportarse desde un lugar a otro, no ha sido ajeno a la inflación reinante en el país ni a la profunda devaluación luego de las elecciones PASO del pasado agosto y su valor, al igual que el de sus componentes y el de la mano de obra especializada para su reparación, ha reflejado fuertes subas.

Hoy por hoy, los vehículos más económicos en Argentina están alrededor de los $600 mil (el más barato es el Fiat Mobi Easy) y este dato refleja la escalada de costos que atraviesa el sector automotriz, en el cuál el precio de los repuestos y las reparaciones también mostraron aumentos considerables.

En nuestra provincia uno de los referentes del sector es Territorio Yacopini, ya que comercializa vehículos de marcas como Chevrolet y Volkswagen, entre otras, además de repuestos originales, y también posee talleres para reparar o sustituir autopartes ante las eventualidades que exigen un recambio.

"Los repuestos han aumentado casi un 80% en relación al año pasado y este mes, por ejemplo, han registrado una suba del 7%", confirmaron a MDZ desde Yacopini Süd, concesionaria oficial de Volkswagen. Estas precisiones no hacen más que ratificar las subas desmesuradas en un sector que, lógicamente, se ha reconocido en crisis.



Como gran parte de la mercadería que se comercializa en nuestro país, los repuestos y las autopartes guardan estrecha relación con el movimiento del dólar, por lo que el inicio de las subas comenzaron tras la devaluación que se originó luego de las elecciones PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) donde se perfiló el ascenso de Alberto Fernández y la salida de Mauricio Macri.

Más allá del cambio de color político y las diferencias en las medidas adoptadas por el nuevo gobierno, la suba en los repuestos continuó siendo una constante ya que "aumentan un 2,5% mensual, con excepción de este mes (por febrero) en el que el aumento fue significativo", agregaron desde Yacopini dejando en claro que la inflación sigue siendo, como en otros rubros, incontrolable.

Los talleres también acompañaron la actualización en los precios ya que trabajan con insumos que también suelen estar atados a las variaciones del dólar o a la incesante inflación. Oficiales o no, los lugares donde podemos encontrar mano de obra especializada para reparar un vehículo también se vieron obligados a modificar los valores del día de chapería, la pieza de pintura y la hora de reparación mecánica.

Grupo Águila es una organización que se especializa en la peritación y liquidación de siniestros, actuando de nexo entre el mercado asegurador y el mercado reparador y, como muchos autos deben repararse tras haber protagonizado un choque o un accidente, sus integrantes son "palabra autorizada" para describir las subas en el valor de las reparaciones.



"En un taller de alta gama homologado por CESVI (Centro de Experimentación y Seguridad Vial de Argentina), la pieza de pintura tiene un valor de $5.000, el día de chapería unos $4.000 y la hora de reparación mecánica ronda los $800, un 40% más caro que el año pasado", aseguró Gonzalo Figueroa, uno de los socios gerentes del estudio de siniestros.

Si bien muchas de estas reparaciones son absorbidas por las compañías de seguro que les dan cobertura a los vehículos intervinientes en una colisión, hay daños o fallas que no están contempladas y es allí donde los propietarios caen en que, para regresar su vehículo al estado original, deberán realizar un significativo esfuerzo económico.

Con la implementación de la RTO (Revisión Técnica Obligatoria) a la vuelta de la esquina en nuestra provincia, muchos conductores deberán dejar de postergar aquellas reparaciones que influyan en la funcionalidad y la seguridad de su vehículo y, finalmente presionados por la ley, conocer el "dolor de bolsillo" que representa arreglar el auto.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?