El Síndrome de Asperger: ¿enfermedad de genios y de nerds?

El Síndrome de Asperger: ¿enfermedad de genios y de nerds?

El 18 de Febrero se conmemoró el día de esta alteración ¿en qué consiste? Te lo contamos acá.

Cecilia Ortiz

"Siempre fui el raro del curso, el “nerd”, como me decían mis compañeros, a mí me gustaba el orden, la estructura, no disfrutaba de salidas ni de juntadas. Prefería meditar sobre problemas de física. Siempre saqué buenas notas”, cuenta Fernando de 35 años, diagnosticado con Asperger a los 5.

El síndrome de Asperger forma parte de los conocidos trastornos del espectro autista (TEA), afecciones neurológicas y del desarrollo que se extienden durante toda la vida. La palabra espectro hace referencia a que coexisten diferentes síntomas: dificultad para conectarse emocionalmente con los otros, para establecer un contacto visual cuando se habla, comportamientos repetitivos y estereotipados, intereses acotados a un tema puntual de interés, compulsión por el orden y la pulcritud. La mayoría de las veces transmiten la sensación de estar “en su mundo”.

Se llama así en honor a Hans Asperger, pediatra y psiquiatra alemán que estudió los desórdenes mentales en niños.

Síntomas Principales:

Para quienes los rodean, resulta llamativa la preocupación inusual sobre un tema. Es común que den vueltas y vueltas sobre lo mismo, dejando de lado otras preocupaciones.

Los otros síntomas característicos son:

- Rutinas o rituales. Suelen cumplir con pasos que no pueden saltearse para realizar una tarea.

- Habla exótica: lenguaje demasiado formal, monótono, generalmente, temas filosóficos.

- Comportamiento social caracterizado por dificultad para interactuar con los demás. Tienen escasos amigos. A veces no llegan a establecer vínculos afectivos.

- Dificultad con el lenguaje no verbal, casi no usan gestos, las expresiones faciales son frías, la mirada suele ser rígida y evitan el contacto visual con los demás.

- Movimientos motores torpes, dificultad para coordinarlos. Suelen no ser buenos en deportes.

- Importante desarrollo intelectual. Muchas veces suelen ser considerados superdotados. Suelen ser buenos en matemáticas o física.

Si bien se diagnostica en niños, ha aumentado significativamente su diagnóstico en adultos, que consultan por otros síntomas como depresión, trastorno obsesivo compulsivo, dificultad para sostener relaciones de pareja estables, hiperactividad y déficit atencional.

¿Cuál es el origen?

Los científicos sostienen que existe un componente genético en la transmisión del trastorno, debido a que es hereditario.

Gracias a las técnicas de imagen cerebral, las últimas investigaciones han revelado diferenticas en la estructura del cerebro de estos paciente versus los controles sanos. Este hecho ha llevado a suponer que durante el desarrollo del embrión se produce una anormal migración neuronal, entonces, el “cableado” de redes neuronales resulta defectuoso.

¿Cómo se diagnostica?

Existen escalas que el profesional puede utilizar para evaluar los síntomas. El diagnóstico es siempre integral, es decir, realizado por un equipo de profesionales que incluya: neurólogo, neuropsicólogo, psiquiatra, terapeuta del lenguaje. Además, se lleva a cabo una evaluación exhaustiva que contempla:

- Contacto ocular

- Retraimiento

- Respuesta al llamado por el nombre

- Gestos para señalar o mostrar

- Juego interactivo

- Grado de interés en los demás

- Funciones cognitivas

- Lenguaje

Resulta fundamental realizar una prueba genética.

Tratamiento

El abordaje de este tipo de trastorno debe ser integral y apuntar a establecer o fortaleces las habilidades comunicativas y sociales, la torpeza física y las conductas obsesivas. La mayoría de los profesionales sostienen que mientras más temprano se realice el tratamiento, mejores resultados se obtendrán.

En algunos casos podrá implementarse un esquema de medicación. Resulta fundamental la terapia de apoyo y contención del sistema familiar.

Con un tratamiento adecuado, la mayoría de los pacientes con Asperger pueden aprender a controlar sus síntomas y adaptarse a la vida en sociedad.

Lic. Cecilia C. Ortiz / Neuropsicóloga / licceciortizm@gmail.com

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?