El extraño movimiento ambientalista que propone la "extinción voluntaria"

El extraño movimiento ambientalista que propone la "extinción voluntaria"

Se trata del Movimiento de la Extinción Humana Voluntaria, fundado en 1991 en los Estados Unidos. Aseguran que no buscan que nadie muera, si no que los humanos se dejen de multiplicar.

Francisco Pérez Osán

Francisco Pérez Osán

La amenaza del cambio climático hizo que se multiplicaran los esfuerzos por minimizar el impacto que la humanidad tiene en el planeta Tierra, pero ninguno de los nuevos movimientos se equiparan con uno muy extremo, que propone la extinción de la raza humana.

Fundado en 1991 por Les Knight, el Movimiento de la Extinción Humana Voluntaria no promueve -como es fácil suponer- el suicidio o muertes en masa, si no simplemente la baja a cero de la tasa de natalidad a nivel mundial, lo que llevará a la desaparición de los hombres de la Tierra.

"La eliminación gradual de la raza humana al dejar voluntariamente de reproducirse permitirá que la biosfera de la Tierra vuelva a tener buena salud. Las condiciones de hacinamiento y la escasez de recursos mejorarán a medida que nos volvamos menos densos", indica el movimiento en su página web.

Les Knight.

La propuesta de Knight era reparar la biósfera del planeta mediante la desaparición de la humanidad, una postura extrema que le valió cientos de críticas a lo largo de las tres décadas que tiene el movimiento. Aunque algunos académicos apoyan sus ideas, la mayoría de las críticas provienen de quienes sugieren que no es necesario que los hombres desaparezcan, si no que deberían cambiar su estilo de vida para que sea más sustentable.

Si bien la radical propuesta no tiene adeptos masivos, influyó mucho en el movimiento antinatalista, que cobró fuerza durante el año pasado. De hecho, la última gran aparición pública de Knight fue mediante un artículo escrito en el periódico inglés The Guardian en enero de este año. "Hago campaña por la extinción de la raza humana", se titulaba el provocador texto.

En él, el ambientalista contaba parte de su experiencia personal para llegar a fundar un movimiento tan radical. Por ejemplo, relata cómo se hizo una vasectomía a los 25 años, o como sus viajes por EEUU le demostraron que muchos lugares "eran lindos antes de que se mudaran más personas".

Knight también habla de los nuevos movimientos ecologistas y los critica por no hacer foco en la contribución de la densidad de población a la crisis climática. "Algunas organizaciones están trabajando duro para ser aceptadas, entonces dicen cero o un hijo, y detenerse en dos. Pero dos es demasiado", razona, haciendo referencia directa a la global Extinction Rebellion.

Sobre una polémica que se sintió fuerte en Argentina, la de las personas que deciden no tener hijos, indica que reconoce que una sociedad sin chicos "se vería muy disminuida", pero agrega que es injusto tener hijos sólo "porque nos gusta tenerlos alrededor".

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?