Picada veggie: una opción baja en calorías para seguir disfrutando

Picada veggie: una opción baja en calorías para seguir disfrutando

Las picadas veggies son un boom en muchos bares que ofrecen una gran variedad de opciones. Conocé cómo hacerla en tu casa con pocos ingredientes y disfrutar en los "días de calorcito".

Redacción MDZ

Redacción MDZ

La comida veggie llegó a muchos restaurantes y bares, y es un menú elegido tanto para quienes defienden los derechos de los animales como aquellos que quieran llevar adelante una dieta baja en calorías.

La picada vegetariana abunda y ya es una de las opciones más elegidas en los locales de comida. Para aquellos que deseen hacerla, hay una variedad de opciones sin la necesidad de que haya carne y los tradicionales embutidos que suelen servirse.

La primera opción, y fundamental, son las variedades de quesos que aparecen en cualquier picada. El queso es el producto por excelencia de una buena picada y que no puede faltar nunca.

Se pueden agregar rodajas de mozzarella, gouda, queso azul (conocido como roquefort), cheddar, emmental, parmensano, provolone, brie, mascarpone, gruyer, entre otros. También se puede agregar quesos artesanales como de pesto y tofu casero.

Otros productos típicos de una picada vegetariana y abundante son los pepinillos, pickles y aceitunas, tanto verdes como negras, y algunos se animan a agregarle frutos secos como almendras o nueces.

La palta se puede agregar en forma de fetas o se puede hacer con ella guacamole para mojar el pan o los nachos. Para hacer el guacamole argentino solo se necesita una palta, queso crema, tomate, cebolla y limón.

¿Cómo hacer tofu casero?

El tofu es parecido al queso, pero con más proteínas. Ayuda a mantener el peso y contiene soja, un producto indispensable para las personas vegetarianas. Para prepararlo se necesita: 

  • 250 grs. de soja amarilla remojada en 1 litro de agua durante toda la noche
  • Agua
  • 1 limón o solidificante (2 cucharadas por cada 100 grs.)
  • 2 ollas grandes
  • 1 colador
  • Gasas grandes, de 40×40 centímetros, más o menos
  • 1 cuchara de madera

Se pone una gasa grande dentro del colador y éste encima de una ollas, mientras que en la otra se hierve 1’25 litros de agua. Sacar la soja del agua de remojo y colocarla en la batidora. Triturar hasta hacerla puré a velocidad máxima, durante 4 minutos o hasta que quede muy cremosa.

Agregar el puré de soja al agua hirviendo. Hervir a fuego fuerte, removiendo constantemente con una cuchara de madera para que no se pegue en el fondo. Cuando la espuma llegue al tope de la olla, apagar el fuego y verter en el colador con la gasa, mientras se aprieta el puré de soja con la cuchara de madera.

Estrujar la gasa hasta que salga todo el líquido o la leche de soja. Luego, volver a hervir el puré de soja en 0’5 litros de agua y volver a filtrar con la gasa. Lo que se queda en la gasa se puede tirar.

 

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?