"Códices": la novela fantástica y épica que nació en el sur de Mendoza

"Códices": la novela fantástica y épica que nació en el sur de Mendoza

Mónica Arnedillo Vera es profesora de Letras y terapista en San Rafael. Ahora, ha sorprendido con "El despertar", la publicación de la primera parte de una novela que comenzó a escribir en 2001. Aquí, responde sobre puntos básicos para abordar la lectura de su interesante trabajo.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Mónica Arnedillo Vera ha publicado la primera parte de su novela "Códices". La escritora nació en 1958 en San Rafael, Mendoza, dentro de una familia de artistas: músicos y pintores. Ejerció como profesora de Lengua, Literatura e Historia en el nivel secundario y superior; además, participó durante muchos años como miembro del Coro Andino Pehuenche. En simultáneo, se dedicó a la dirección del grupo de teatro “Vissage” (1990-1997), dirigiendo obras de autores renombrados y también de su autoría como: “El cólera”, “Cadenas”, “Prometeo y Pandora”. Fue premiada como autora del Libreto departamental “Vendimia para los hombres” de la Fiesta de la Vendimia de 1999. 

Durante años fue directora del Taller de libre expresión Arte-Sano, con el que realizó variadas exposiciones; también organizó la presentación de las muestras de diversos artistas plásticos. Ampliando en ese tiempo sus conocimientos, estudió y ejerció como terapeuta cognitiva, corporal y gestáltica, lo que la condujo a publicar varios artículos sobre arte y salud en diarios y revistas, otorgando a su vez sus experiencias en ciclos radiales destinados a la salud.

Suma a ello su participación en antologías poéticas y la edición del primer volumen de la saga latinoamericana “Códices, el despertar”, por el que realizó diversas presentaciones junto a ilustradores inspirados en su obra. Actualmente se dedica a la creación del segundo volumen de la saga, trabajando como facilitadora en La Akademia, como terapeuta cognitiva, corporal y gestáltica y como terapeuta de resonancias energéticas. 

Foto: Nancy Pallucca.

- ¿Cómo surgió la idea de hacer esta novela? 

- Todo lo que la vida me brindó -y lo sigue haciendo- , en el camino hacia el despertar de mi propio ser esencial. Tiene un gran peso mi preocupación por el ser humano, nuestro planeta y por ende el Universo. Creo que si reconocemos y aceptamos nuestra sombra, tendremos más capacidad de iluminar nuestro entorno, sin velos engañosos. Además, las obras pictóricas de mi hermana Adriana quien es la diseñadora e ilustradora del libro y me acompaña con sus ilustraciones (que no están en el libro por razones de costos), en las presentaciones. 

- ¿Por qué centró la cosmovisión desde Latinoamérica? 

Considero que la misma es exquisita en mitos y leyendas. Esta cosmovisión es poseedora de una gran sabiduría de los misterios de la existencia en el cosmos a la que se le suma la riqueza de la magia y el coraje, digna de heroínas y héroes.

- Destaque el rol de la mujer en su libro 

- Es muy preponderante. El rol de las mujeres (ya que son muchos los personajes femeninos que aparecen), figura con la sabiduría de la creación, la magia desplegada en sus artes ocultas y la fuerza guerrera.

- ¿Qué tipo de influencias reconoce? ¿De algún modo representa un homenaje a Liliana Bodoc, o reconoce su influencia? 

- Si bien soy una gran admiradora de Liliana Bodoc, no poseo su influencia ya que cuando comencé a escribir esta saga, en el 2001, aún no conocía su obra. 

La tapa de la primera parte de "Códices".

- Usted es profesora de literatura, ¿enrolaría su trabajo en la llamada literatura juvenil? ¿Qué género literario asume para su trabajo? 

- Si bien comenzó siendo literatura juvenil, se fue transformando en una obra también para adultos. Corresponde al género fantástico. En la primera parte vemos que prevalece una fantasía épica llena de aventuras y magia y, en la segunda y última parte que está para edición, vemos que se suma una gran cuota del subgénero de ciencia ficción.

- Usted vincula tiempo inmemorial con tecnologías futuras, en un espacio universal donde se desarrolla la vieja disputa entre el bien y el mal, ¿qué piensa que su novela viene a traer como novedad, por ejemplo, a la ciencia ficción?

- Como novedad, creo que el lector lo va a determinar. Yo apunto a que se vea que la realidad, se crea a través de la ciencia ficción y lo fantástico. Por ejemplo: todo lo que escribí, hoy lo veo plasmado en lo que está sucediendo en este presente. Por eso digo: a veces la ciencia ficción, es más real de lo creemos.

- ¿Usted vincula la literatura con ciertos marcos de las terapias?

- Sí. Los conocimientos adquiridos en mi otra actividad como terapeuta, se ven reflejados en la obra. Como gestalt, eutonía, gemoterapia, medicina chamánica, etcétera. 

"Tiene un gran peso mi preocupación por el ser humano, nuestro planeta y por ende el Universo. Creo que si reconocemos y aceptamos nuestra sombra, tendremos más capacidad de iluminar nuestro entorno, sin velos engañosos"  

- ¿Hay un intento de vincular la aventura del héroe con un encuentro de lector con sí mismo, ¿lo reconoce así?

- Totalmente. Justamente se trata del encuentro del héroe con su sombra y qué hace con eso. Lo que no es fácil.

- ¿La literatura es una forma de cura o de antídoto? 

- Las dos. Porque un buen libro puede curar el alma de una persona y también un buen libro puede ser el antídoto a los venenos inconscientes adquiridos en la vida. 

- ¿Es de algún modo una dificultad escribir desde San Rafael o es, tal vez, una ventaja? 

- Se puede escribir en cualquier lugar. Sólo se necesita inspiración y las herramientas básicas. Si bien ayuda, en mi caso, estar en un lugar tranquilo y cerca de la naturaleza.

Mónica Arnedillo Vera. 

- ¿Imagina una película o una serie para su libro?

Totalmente.

- ¿Cuándo editará la segunda parte de ‘Códices’?

- Espero que sea en los primeros meses del 2021. 

- ¿Qué proyectos literarios futuros tiene? 

Estoy pensando en una próxima novela dentro del mismo género, una recopilación de obras de teatro y, aparte, estamos proyectando un libro sobre etología canina con la Etóloga Mónica Ceballos. 

- ¿A quiénes agradece por la publicación de ‘Códices’? 

A mis padres, mi hermana Adriana Arnedillo, Nancy Pallucca, los guías que conocí en la vida y a todos los que me ayudaron y apoyaron en este proyecto, que en verdad, son muchos.

Foto: Nancy Pallucca.

La escritora según su amiga Nancy Pallucca 

"Describir a Mónica como escritora me lleva inexorablemente a un lugar; San Rafael: refugio de infancia, cobijo de vinos, camino de regreso. Un sur poblado de razones para cantar y escribir. Allí nació un 3 de septiembre de 1958. En ese lugar lejano que la niñez anidó, empezó a configurarse la inmensa escritora que es hoy. Los juegos creativos, muchas veces sin juguetes, le sirvieron de viento para volar. La imaginación construyó sus alas en los cuentos que leyó, en los cuadros que envolvieron su casa, en los cantos corales que la arrullaron. Así, la música y la cultura se sentaron muchas veces a su mesa. Todos sus espacios se llenaron de arte. Toda su infancia se tiñó de cuentos. 

"Su imaginación aún no sabía de qué se alimentaba. Inconscientemente construyó puentes en vez de muros. Y, ya más grande, enfrentándose tenazmente a todos los barrancos que el destino le marcó, buscó y eligió con carácter y pasión 'la vida', quedándose con la mejor parte entre todas las partes. La vida la colmó de dones que siempre supo aprovechar. Tuvo una indómita voluntad por seguir adelante y ver qué había más allá... donde la mirada se pierde, donde la imaginación se encuentra. Las palabras la reflejan y la salvan de cualquier naufragio.

"Profesora de Lengua, Literatura e Historia, autora de cuentos, poesías y libretos, autora y directora de teatro, columnista y terapeuta gestáltica. Un largo currículum de logros no la definen tanto, como su amplia sonrisa y su carácter de gran locomotora que arremete contra lo desconocido, para terminar experimentando que la vida es ese espacio vacío que hay que llenar con uno mismo; con palabras, con gestos, con vuelos y con libertad. Una libertad que busca y una libertad que la busca a ella para juntas entender que a la vida, hay que llenarla de historias y de magia. Esa es la Mónica que conozco”.  

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?