Qué pasa dentro del único sector de Mendoza que crea empleo aun en medio de la crisis

Qué pasa dentro del único sector de Mendoza que crea empleo aun en medio de la crisis

Francisco "Paco" Bravo, quien vuelve a ocupar la presidencia del Polo TIC Mendoza, analiza cómo impactó el año pandémico en el mundo de la tecnología local. En base a su experiencia, avizora un gran futuro para la provincia a partir de las flamantes leyes para impulsar la economía del conocimiento.

Rubén Valle

Rubén Valle

La renovación de autoridades, concretada en noviembre, devolvió a Francisco "Paco" Bravo al sillón mayor del Polo TIC Mendoza, del cual fue el primer presidente allá por 2007. 

Electo para el período 2020/2022, la suya es lo que se dice palabra autorizada para pasar en limpio un año signado por la pandemia y en el cual la tecnología jugó un rol más que protagónico, tanto en el sector empresarial, como en el ámbito público e incluso en la mayoría de los hogares donde la extensa cuarentena obligó a vincularse con el mundo exterior a través de todos los dispositivos tecnológicos a mano.

En ese caótico, aunque no menos fascinante contexto, la tecnología fue una suerte de contracara del virus planetario. Este y otros escenarios paralelos que se desprenden de la pandemia y algunas pistas de lo que ya se vaticina como pospandemia, en la mirada y el análisis de este experimentado ingeniero que se define como un "talibán" del paradigma del conocimiento. 

-Haciendo una mirada retrospectiva a su primera gestión al frente del Polo TIC y el presente, ¿considera que la provincia y sus profesionales dieron un salto cualitativo, acorde con los tiempos que corren? ¿Qué cambió significativamente en ese período? 

-Mi primera presidencia fue a partir de septiembre del 2007, que coincide con una consolidación del cluster TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones), el cual avanzó desde el principio del nuevo milenio, incubado en el Instituto de Desarrollo Industrial Tecnológico y Servicios (IDITS). Efectivamente, si hay algo que destacar es justamente un sustancial cambio en todos los ámbitos (público, privado, académico y social), cambio que está en sintonía con un cambio de paradigma mundial, el Paradigma del Conocimiento, que es más que la Economía del Conocimiento ya que incluye la preocupación por temas como la nutrición  infantil, la educación en todos sus niveles, el mayor desarrollo y apoyo a la Investigación Científica y Tecnológica, asociada esta con todos los sectores de la producción y, por supuesto, el cuidado del medio ambiente. Todos estos aspectos se encuentran incluidos en ese cambio significativo que usted menciona.

-¿Percibe como muchos en su área que el "efecto pandemia" marcó un antes y un después en cuanto al impacto de la tecnología en las sociedades? ¿En dónde cree que ha dejado su mayor impronta? 

-Cualquier persona con una mínima capacidad de observación seguramente podrá asegurar que efectivamente el uso de las nuevas tecnologías, especialmente las TIC, fueron herramientas fundamentales para transitar este difícil período de nuestro país y del mundo. Así fue como su uso significó que muchas actividades pudieran seguir funcionando a través del uso intensivo de internet, los sistemas fijos y móviles de comunicación, el acceso a trámites en las oficinas públicas, los elementos de cuidado de contagios que se produjeron utilizando impresoras 3D, dispositivos que facilitaron la desinfección en los lugares públicos, etcétera.

-El marcado crecimiento que venía experimentando este sector, ¿se acentuó en el año pandémico o, por lo contrario, frenó proyectos de largo alcance? 

-Hemos podido observar que a diferencia de lo que sucede en muchos sectores de la economía provincial, en nuestro sector SBC se está produciendo un incremento de trabajo y ello obviamente está relacionado por la modalidad de nuestra actividad, por el incremento del teletrabajo y el uso por parte del comercio en general de las compras a través de internet, lo mismo en el sistema bancario, incremento en el uso de entretenimiento, etcétera. Todo ello deja una profunda enseñanza sobre cómo encarar el futuro y qué conocimientos y aplicaciones deberían nuestras empresas de servicios consolidar e incrementar. Según datos recientemente publicados por el Ministerio de Trabajo de la Nación, durante el 2019 se generaron en Mendoza 959 nuevos empleos registrados en las actividades incluidas en lo que se conoce como la "Economía del conocimiento". De esta manera, la provincia (que totalizó 13.516 empleos en la suma de todas las actividades) tuvo la tasa más alta de crecimiento interanual de Argentina. En otras palabras, uno de cada cuatro empleos que se generaron en Argentina fueron aportados por empresas radicadas en Mendoza.

El intendente de Godoy Cruz, Tadeo García Zalazar y el vicegobernador Mario Abed, recorren el Parque TIC.

Nuestra provincia tiene todas las condiciones para seguir creciendo y convertirse en un lugar destacado para el desarrollo de software, servicios profesionales, biotecnología o la producción audiovisual a nivel latinoamericano. Solo hay que perseverar en las acciones públicas y privadas para que siga generando riqueza.

-Este año la provincia aprobó un paquete de normas para fomentar las TIC. Esto incluye una Agencia de Ciencia, Tecnología e Innovación, la Ley de Fomento a los Emprendedores y la Ley de Economía del Conocimiento. En teoría es fantástico, pero ¿cómo se hace realidad? ¿Qué están haciendo desde el Polo TIC para "bajarlo a tierra"? 

-Nuestra organización tuvo mucho que ver con impulsar este conjunto de Leyes, así como en ampliar el eslogan de Mendoza, agregando "Tierra del Conocimiento", que fue propuesto a principios del 2019. Hoy son una realidad y en estos momentos el Gobierno provincial está reglamentando las Leyes y es de esperar que en los próximos días se concreten esas reglamentaciones y comiencen a funcionar instrumentos que lleven a la práctica el espíritu de las mismas. El Polo TIC Mendoza estuvo contribuyendo junto a las autoridades provinciales desde el principio y lo seguirá haciendo para concretar en hechos cuantificables los efectos prácticos de esas Leyes.

Bravo junto al intendente de Capital, Ulpiano Suárez, en una visita al Parque TIC. 

 -Con esa base legal a favor, ¿cómo ve la formación de recursos humanos? ¿Es buena la formación local? ¿Alcanza para la demanda que se supone cada vez mayor?  

-Agradezco la pregunta, pues justamente es una de nuestras mayores preocupaciones. La demanda de RRHH es cada vez mayor en todo el espectro de los servicios basados en conocimiento, es por ello que estamos impulsando distintas acciones que contribuyan a mejorar la oferta local. La formación de RRHH es buena en nuestra provincia, a través de las ocho universidades y diferentes instituciones públicas y privadas que se ocupan del tema. Todos ellos están tomando conciencia de la diferencia que existe entre oferta y demanda de RRHH. Se está dando un proceso de reflexión acerca de las maneras tradicionales de formación de RRHH y esto es en todos los niveles educativos, observando lo que se hace a nivel internacional en este importante tema. El desfase entre oferta y demanda en esta materia no es sólo un problema local o nacional, es mundial.

-Por ley, Mendoza ya es, además de la tierra del Sol y el buen vino, del conocimiento. ¿Qué implica esto, más allá de lo declamativo? ¿Hay un compromiso real del sector público y el privado para trabajar en que el eslogan sea una realidad tangible?  

-Ese fue y es nuestro mejor argumento. Seamos capaces de hacer honor a ese eslogan, todos juntos, sector productivo, sector público, sector académico y, por supuesto, la sociedad civil, de la cual ustedes los medios de comunicación son una parte muy importante.

#Bio

  • Francisco Bravo es Ingeniero, especializado en Gestión y Vinculación Tecnológica.
  • Estudió en la ENET Pablo Nogués y en la UTN Regional Mendoza.
  • Desde 1974 acredita experiencia profesional en el sector público, privado y académico.
  • En el sector público, registra 25 años de experiencia en Agua y Energía, donde fue gerente de Planeamiento, gerente de Unidad Especial, y gerente de Ingeniería durante el desarrollo de proyectos hidroeléctricos y estudios para Portezuelo del Viento, entre otros.  
  • En el sector privado fue parte de Lihuen S.A.(1992 a 2015) y de Dipros S.A. (1993 a 2014).
  • Como consultor independiente, ha sido parte de master planes para centros científicos tecnológicos (Parques y Distritos Tecnológicos).
  • En el sector académico, se desempeñó como profesor de Matemáticas y Física en la ENET Pablo Nogués, dictó la cátedra de Centrales Eléctricas y Sistemas Eléctricos de Potencia en la Universidad de Mendoza.
  • Como especialista en Gestión y Vinculación Tecnológica fue profesor en el Posgrado de Especialización GTEC en la  Facultad de Ciencias Económicas (UNCuyo).
  • Desde el 2014 brinda servicios en el Área de Vinculación Tecnológica y Socioproductiva de la UNCuyo.
Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?