Qué sabe la Justicia a dos días de la muerte de Maradona

Qué sabe la Justicia a dos días de la muerte de Maradona

El jueves a la tarde declaró ante la justicia uno de los enfermeros que cuidaba al ídolo y aseguró que lo controló y estaba vivo a las 6.30 de la mañana.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Uno de los dos enfermeros que tenían a cargo el cuidado médico de Diego Maradona se defendió de las acusaciones y aseguró que "a las 6.30 de la mañana lo controlé y estaba vivo". Ya había declarado una enfermera mujer que se encargaba de cuidar al ídolo en el turno mañana y parte de la tarde.

El enfermero declaró ante la Justicia el jueves a las 18 y su declaración duró casi una hora. Su relato desestimó las versiones de que Diego había estado sin asistencia durante más de 12 horas.

Inicialmente se dijo que el último que lo vio con vida fue su sobrino Jony, el martes a las 23, y que a las 11.30 del miércoles lo encontraron muerto su psiquiatra y su psicóloga.

El propio abogado de Diego, Matías Morla, había publicado un comunicado en el que se quejaba de que nadie había asistido a Maradona durante 12 horas. Los nuevos elementos que se incorporaron a la causa desestiman la acusación.

"El testimonio es bajo juramento. El enfermo dice que él lo vio con vida antes de las 6.30. Ahora tenemos que cotejar las testimoniales con otros elementos de la causa como cámaras de seguridad, los impactos de los celulares en las antenas de la zona, los horarios de los llamados y demás", indicaron desde los tribunales de San Isidro.

La fiscal Laura Capra tiene indicios de que hubo otra persona que entró a la habitación de Maradona antes de las 11.30 y lo encontró con vida. 

Según consigna Infobae, la justicia tampoco sospecha de un retraso significativo en la llegada de las primeras ambulancias. De la casa de Maradona fueron secuestrados sus dos celulares, aunque la justicia no los abrirá ni vulnerará la intimidad del ídolo.

En los tribunales de San Isidro aguardan los resultados de las pericias toxicológicas realizadas al cuerpo. Ahí se podrá conocer qué tipo de medicación se le suministró al astro antes de morir y en qué dosis. También si había consumido algún tipo de alcohol.

El comunicado oficial de la Fiscalía General de San Isidro indicó que tomaron conocimiento de la muerte de Maradona a las 13.20 y que la última persona que lo vio con vida fue su sobrino el día martes 24, a las 23 horas. Se trata de Johny Espósito, hijo de Betty, hermana del astro, y de la Morsa Espósito. A su vez, confirma que ese día se encontraban en la propiedad del barrio privado de Tigre el propio Espósito, su asistente (Maxi Pomargo), un empleado contratado para su seguridad física, una enfermera y una cocinera.

De acuerdo a esta versión, a las 11.30 del miércoles 25 llegaron el psicólogo y la psiquiatra de Diego e ingresaron a la habitación. Allí intentaron hablar con Maradona, pero no respondió. Luego lo intentaron despertar y, al no notar signos vitales en el entrenador de Gimnasia, requirieron la presencia de los profesionales para que le realizaran maniobras de RCP, que resultaron infructuosas.

La enfermera (que tenía su habitación junto a la del ídolo) contó que lo había escuchado levantarse, tomar sus pastillas y volver a acostarse al encontrarse "cansado". Los que fueron llegando a la casa prefirieron no despertarlo hasta el arribo de la psicóloga y el psiquiatra, quienes tenían una sesión pactada con el 10.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?