Sin invitados y con competencia desleal: la odisea de los clubes para abrir las piletas

Sin invitados y con competencia desleal: la odisea de los clubes para abrir las piletas

Varios clubes que se preparan para la temporada de verano aseguran que en esta época afloran emprendimientos eventuales en piscinas o natatorios que no corren con la misma carga tributaria e impositiva. Además, solo podrán asistir asociados y vaticinan una temporada sin ganancias.

Pablo Villarruel

Pablo Villarruel

La temporada de verano está a la vuelta de la esquina pero los clubes, que ofrecen actividades deportivas y cumplen una función social durante todo el año, se ven desprotegidos y en clara desventaja ante la aparición de piscinas o natatorios eventuales que en un período de tres meses brindan las misma oferta sin tener la carga tributaria e impositiva que estas instituciones.

Representantes de varios clubes de Guaymallén se reunieron con autoridades municipales para plantear lo que ellos entienden como competencia desleal, ya que mientras ellos pagan impuestos y servicios durante todo el año, además de las contribuciones patronales para los empleados, emprendimientos veraniegos solo alquilan alguna piscina o natatorio pagando apenas un seguro y, en muchos casos, ni siquiera cuentan con un contrato de locación.

Dirigentes de clubes como Guaymallén, Murialdo, Alemán, Empleados de Comercio y Banco Nación, entre otros, expusieron las desigualdades que sufren ante la aparición de estos "negocios" eventuales, además de las dificultades para hacer cumplir los protocolos exigidos, ya que deberán amoldarse a una serie de requisitos que presuponen una inversión y para hacer frente a esos gastos solo podrán recibir a grupos familiares que se asocien al club.

Representantes de varios clubes de Guaymallén se reunieron con autoridades municipales

De esta manera la posibilidad de que personas o grupos familiares o de amigos ingresen a los clubes en calidad de invitados quedó totalmente descartada y, sin dudas, esta negativa repercute en la economía de las instituciones que muchas veces financian otras actividades con lo recaudado en la temporada de verano o perciben ingresos extraordinarios los fines de semana o días festivos como el 25 de diciembre o el 1 de enero, cuando las personas se vuelcan masivamente a los campings.

Como si esto fuera poco, estos clubes de Guaymallén que ya han mantenido reuniones con representantes de la Municipalidad se "desayunaron" con que las habilitaciones pertinentes para la temporada de verano que se avecina tendrán un costo cercano a los $60 mil, cuando el año pasado apenas superaba los $35 mil y ahora estos permisos no incluirán la autorización para la apertura de cantina o buffet.

De esta manera, la apertura de las piletas en muchos clubes de la provincia no representará una ganancia para la institución si no apenas el regreso a una actividad que, en el mejor de los casos, permitirá un ingreso fijo de dinero por algunos meses como para afrontar las obligaciones mensuales para la supervivencia de espacios sociales, deportivos y hasta culturales.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?