Destino imperdible: la increíble "hamaca infinita" de República Dominicana

Destino imperdible: la increíble "hamaca infinita" de República Dominicana

Sentirse en las nubes es un sueño posible gracias a las hamacas de Montaña Redonda

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Selva natural, playa paradisíaca, cascadas, arrecifes junto a hoteles boutique o de lujo. Así es República Dominicana, un pequeño país del caribe que comparte la isla volcánica La Española con Haití.

Tiene un magnetismo único para los turistas por su gastronomía, su música típica, la bachata, y la alegría de su gente. Y claro, es uno de los destinos que ya se prepara para recibir turistas con todos los protocolos de salud e higiene obligados de esta temporada.

Hamacarse en el cielo

Esa es la sensación al subir a uno de los 8 columpios instalados en el mirador de Miches, cuya playa es conocida como Playa Costa Esmeralda por lo verde del mar y su frondosa selva que puebla de exuberantes vegetales todo el terreno hasta la cima de los acantilados.

Se trata de una de las pocas playas vírgenes de República Dominicana, situada en un antiguo poblado de pescadores, lejos de la vida urbana. Está ubicada en la bahía de Samaná y es famosa por ser una de las playas más hermosas del mundo. Si se visita el país este es un tour obligado.

Una experiencia única

La Montaña Redonda donde están emplazadas las hamacas tiene una altura de 300 metros sobre el nivel del mar. Ninguno de estos columpios tiene la misma vista, sino que sentarse en cada uno y balancearse ofrecerá un paisaje distinto para disfrutar en ese “vuelo“.

Tampoco son del mismo tamaño, el más grande llega a despegarse más de 5 metros del suelo. Aunque el mar turquesa de la bahía visto desde allí hace olvidar cualquier tipo de vértigo. También se pueden observar las lagunas El Limón y Redonda.

El lugar es tan mágico que está preparado con escobas de bruja para que los turistas puedan tomarse la foto con el efecto de estar volando sobre la escoba en medio del inmenso cielo abierto que se divisa desde el mirador.

La visita suele culminar con el buffet de mariscos que ofrece la familia lugareña que atiende a los turistas. Que, por supuesto, se puede comer mientras uno se balancea en el vacío.

La situación en contexto de covid-19

Desde el 1 de julio, los aeropuertos y actividades para turistas están abiertas al público en República Dominicana en horario de 8 a 17 y de 8 a 16 los días sábados y domingos.

Aunque antes se pedía hisopado para ingresar al país, ahora se realizan test al azar en cada avión que arriba y sin falta se debe llenar una Declaración Jurada de Salud del Viajero.

Por la situación de pandemia, el gobierno de República Dominicana ofrece un seguro de asistencia al viajero gratis a todos los turistas que lleguen por vía aérea y se queden hospedados en hoteles del país. Esto contempla atención médica, traslados por motivos sanitarios, estadía prolongada y traslado de un familiar. Este seguro está dirigido a viajeros comerciales que realicen su check-in antes del 1 de enero de 2021.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?