Estas fueron las contraseñas más inseguras y hackeadas de 2020

Estas fueron las contraseñas más inseguras y hackeadas de 2020

Durante la pandemia crecieron los números de hackeos y muchos de ellos se deben a los bajos niveles de seguridad de las contraseñas creadas por los usuarios.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

NordPass publicó su estudio anual con las 200 peores contraseñas que los usuarios eligieron para proteger sus diferentes cuentas digitales en 2020. 

Según los resultados, la mayoría de los usuarios le da prioridad a la velocidad en el proceso de creación de las contraseñas y a la facilidad para recordarlas que a sus verdaderos niveles de seguridad (motivo por el cual deben ser creadas).

1 segundo es lo que se tarda para descifrar las claves inseguras que fueron hackeadas en 2020.

Algunas de las contraseñas inseguras que figuran en el ranking son: 

  • "123456" (por increíble que parezca muchos usuarios eligen esta clave 100% numérica y predecible para proteger sus cuentas) 
  • "picture1"
  • "password"
  • "qwerty"
  • "000000"
  • "iloveyou"
  • "password1" 

Recomendaciones para crear contraseñas seguras según NordPass

Es importante recordar que, según cada plataforma que solicite una contraseña, la cantidad de caracteres y combinaciones variará. Lo ideal es intentar incluir distintos formatos como letras en minúscula y mayúscula, números y caracteres especiales.

Un estimado general de la cantidad de caracteres que debería tener una contraseña para ser segura es superior a 12.

Además, otra buena recomendación es intercalar las variaciones para que sea menos predecible. Por ejemplo: 

  • "P1i2c3t4u5r6e" será más difícil de adivinar que "Picture123456".

No elegir palabras del diccionario, datos personales o información confidencial. Respetar los tiempos de actualización (cada 90 días) y utilizar distintas claves para las diferentes credenciales requeridas.

Sobre este punto corresponde enfatizar: no se debe utilizar la misma contraseña para las cuentas de Instagram, Facebook y Twitter, o para todas las casillas de correo electrónico en uso. Muchos usuarios inventan una única clave y, una vez hackeada, se amplifican los daños que se pueden ocasionar.

Es fundamental prestar atención al momento de crear la clave, anotarla en un lugar seguro y privado, y darle prioridad a su nivel de seguridad por sobre otros aspectos como la velocidad de la creación o la facilidad para recordarla.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?