Temporada de verano: así será el protocolo para playas y balnearios

Temporada de verano: así será el protocolo para playas y balnearios

La temporada de verano en las playas argentinas ya es una realidad por lo que el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación y otros organismos relacionados al turismo ya diseñaron el "Protocolo para balnearios" y una “Guía de pautas y recomendaciones COVID-19 para la gestión de playas públicas”.

MDZ Sociedad

MDZ Sociedad

Pese a la pandemia de coronavirus, la temporada de verano ya es una realidad por lo que el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación y otros organismos relacionados al turismo ya diseñaron el "Protocolo para balnearios" y una “Guía de pautas y recomendaciones COVID-19 para la gestión de playas públicas”.

Uno de los puntos que aparece en primer lugar tiene que ver con la señalización. La información sobre las medidas de distanciamiento social (también en el agua), higiene, el uso de barbijo y las recomendaciones ante la presencia de síntomas sospechosos de covid-19 deberán estar muy presentes tanto física como en formato digital a través de códigos QR, páginas web o redes sociales.

Las medidas adoptadas por los organismos competentes también incluyen a los municipios de todo el país que cuenten con espacios públicos como playas de mar, río, lago, lagunas u arroyos, por lo que también se creó la Guía para gestionarlas de manera segura.

En aquellas playas que cuenten con carpas y sombrillas disponibles al público, se recomienda distribuirlas respetando la distancia social obligatoria, al igual que las posibilidades de circulación también mantengan esa distancia.

Se utilizarán líneas demarcatorias (sogas, cuerdas) que delimiten los espacios y aseguren que se cumplan con los límites de densidad de ocupación y de distancia mínima, mientras que se alentará el sentido único de circulación para diferenciar a los que ingresan y egresan de la playa y para evitar los recorridos informales entre sombrillas o carpas.

Se sugiere no realizar espectáculos en playas públicas para evitar que la gente se amontone, en tanto que los balnearios pueden establecer horarios particulares para brindar servicios a los grupos de riesgo, extremando las medidas de precaución establecidas.

Los balnearios tendrán que fomentar la gestión digital y electrónica para reservas y pagos, además del control de visitantes previo a su ingreso al balneario y demarcación de entrada y salida diferenciada. El estacionamiento propio también deberá ser una característica con una separación considerable entre los autos.

Las carpas o sombrillas deberán tener una capacidad máxima que garantice el distanciamiento social obligatorio y en todo los casos deberán llevar un registro detallado de los visitantes a fin de poder ubicarlo en caso de detectarse contagios en el lugar.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?