Quién es "Shyll": los secretos de una cantante popular que se develarán en Mendoza

Quién es "Shyll": los secretos de una cantante popular que se develarán en Mendoza

El Teatro Imperial realizará un homenaje a Gilda. Además de sus canciones, entrevistarán a una de sus amigas íntimas, que vive en Mendoza.

MDZ Política

MDZ Política

“Shyll era una idealista”, dice Adriana Mariño. Habla de Míriam Alejandra Bianchi. Hasta ahí parece una mujer desconocida. Pero habla en realidad de una de las cantantes más populares de Argentina cuyo mito crece. Es Gilda, la cantante que murió trágicamente en 1996 y a cuya figura muchos le rinden culto.

Ahora en Mendoza Adriana, una de sus íntimas amigas de la infancia y adolescencia, contará los secretos íntimos a través de un encuentro virtual organizado por el Teatro Imperial. El encuentro será hoy 09 de octubre a las 21 en las habituales charlas virtuales de la sala cultural, se realizará un homenaje a la popular intérprete de cumbia.

Para ella fue y será “Shyll”, el nombre que Miriam eligió como apodo, basándose en el personaje que encarnaba la actriz Farrah Fawcett en la serie Los Ángeles de Charlie (aunque ese se escribía Jill) del que era fanática. Adriana Mariño vive desde hace años en Mendoza y fue en esta provincia, donde Miriam ya convertida en Gilda, pidió al público mendocino por televisión, en una de sus giras por Mendoza, que la ayudaran a encontrar a su amiga. “Nos separamos porque a mi padre lo mandaron a trabajar a Catamarca, si bien nos escribíamos cartas y nos llamábamos, ella se cambió de casa también y perdimos por algunos años el contacto. Ese mensaje que ella dió en televisión, lo vió mi suegro e inmediatamente me dijo prendiera la televisión y entonces la reconocí, me largué a llorar pero rápidamente organizamos todo y  fui al hotel a reencontrarme con ella”. Desde ahí en adelante en cada visita a Mendoza, Gilda se quedaba a dormir en la casa de Adriana y las noches se hacían madrugadas recordando anécdotas. Este Viernes 09 de Octubre a las 21hs a días del que sería el cumpleaños número 59 de Miriam Alejandra Bianchi, el Cine Teatro Imperial Maipú dialogará con Adriana Mariño a través de su Instagram Live (@imperialmaipu). Además, la entrevista tendrá un especial momento musical, con la participación de la cantante maipucina, Paula Luz, reconocida por sus covers de Gilda.

“A Shyll la conocí cuando yo tenía 09 años y ella 11, la primera vez que la ví jugaba en la escalera que tenía el edificio en Villa Lugano, donde llegábamos con mi familia a vivir. Yo vivía en piso 5to y ella en el 4to, juntas crecimos y nos hicimos adolescentes en una amistad que hasta hoy vive. Porque creo mucho en algo que me decía, que el cuerpo solo es un guante que contiene el alma, ella no le tenía miedo a la muerte y a través de su música, sigue viviendo en todos los que la amamos”, dice Adriana Mariño, una de las personas que conocía más en profundidad a la famosísima cantante.

 La cantante, el mito

Miriam Alejandra Bianchi (Gilda),  nació el 11 de octubre de 1961 en el barrio porteño de Villa Devoto. Inició las carreras de Maestra Jardinera y Profesorado de Educación Física pero debió interrumpirlas en 1977 debido al fallecimiento de su padre.  Se casó de muy jovencita con Raúl Cagnin un pequeño empresario y junto a él tuvo dos hijos (Mariel y Fabrizio), y por años dejó de lado su pasión por la música. Su historia empezaría a cambiar cuando leyó un aviso en un diario, allí pedían vocalistas para un grupo musical. Su voz y carisma la hicieron de a poco y también con mucho esfuerzo, ganar un espacio en el  género tropical, esto a pesar de la gran oposición de su esposo especialmente.

En el inicio de su carrera, conoce a Toti Giménez, compositor y tecladista, y quien luego se convertiría en su pareja, una vez separada de su marido. Según el testimonio de Giménez, él la ayuda a lanzarse como solista y la apoya en la batalla que deben librar contra las compañías discográficas. También como se ve en la película “Gilda, no me arrepiento de este amor”, protagonizada por Natalia Oreiro, la cantante debe enfrentar dudosas circunstancias, hasta pagar cierto derecho de piso en el mundo tropical, donde prevalecían voces masculinas.

Con discos de oro, platino y doble platino en su haber, y en un momento donde su popularidad comenzaba a crecer, llega su muerte. El 7 de septiembre de 1996 en el kilómetro 129 de la ruta 12, camino a Chajarí (Entre Ríos), un camión choca frontalmente al colectivo donde viajaba la cantante. De las veinte personas que viajaban, solo Edwin Manrique (músico) salió ileso, sin heridas. Toti y Fabrizio, aunque lastimados se salvan también. El accidente dejó un trágico saldo: fallecieron Gilda, su madre, su hija Mariel y tres de sus músicos. Entre los restos del micro, encuentra un casette que contenía demos de las canciones del próximo disco de Gilda, de allí salió su álbum póstumo: “Entre el cielo y la tierra”. Y a partir de ese momento, los fans consagran a Gilda como una ídola popular, e incluso algunos le atribuyen condiciones de santa, narrando milagros que habría realizado post muerte.

 Inmortal

La amistad de Adriana Mariño y Gilda, no se ve reflejada en la película que dirigió Lorena Muñoz, donde sí se ve parte de la historia de vida de Miriam Alejandra Bianchi. Igualmente Adriana sí fue invitada al estreno de la misma en Buenos Aires. Ese día, Adriana cuenta que se encontró con el esposo de Gilda, allí él le dijo “¿viste lo alto que llegó?,  ¿pero valió la pena?, ella ya no está”, a lo que inmediatamente Adriana respondió: “Raúl quizás está más viva que nunca”.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?