Practicaron una novedosa cirugía en el Hospital Notti

Practicaron una novedosa cirugía en el Hospital Notti

Se trata de una técnica quirúrgica para el tratamiento de la craneoestenosis en bebés muy pequeños, lo que permite reducir el impacto en las camas de terapia intensiva y no requiere de transfusiones de sangre, hechos muy relevantes en el actual contexto de pandemia de coronavirus.

Redacción MDZ

Redacción MDZ

El Hospital Notti llevó a cabo una novedosa técnica quirúrgica compuesta de dos diferentes intervenciones que permitieron asistir a un niño de 3 meses y medio de edad que sufría de craneoestenosis.

La operación fue realizada en el día de ayer por los profesionales del Servicio de Neurocirugía del hospital infantil y consistió en la fusión de dos cirugías: de craneoestenosis y endoscópica, siendo la primera vez que se realiza en Mendoza, lo cual cobra mayor relevancia en el actual contexto de pandemia, donde los servicios de cirugía del Notti han seguido funcionando pese a la emergencia sanitaria.

Este tratamiento se aplicó para tratar un cuadro de craneoestenosis, una patología que afecta al cerebro de los niños pequeños. “Se produce por el cierre de algunas suturas en alguna parte de los huesos del cráneo, lo cual no sólo provoca una deformidad del mismo, sino que además puede acarrar un deterioro del nivel intelectual del paciente” explicó Emilio Pelleriti, neurocirujano infantil y responsable de la cirugía.

En cuento a la edad del paciente para el tratamiento, Pelleriti destacó que “es antes de los 4 meses de edad, y el único tipo de tratamiento para esta patología es un tratamiento quirúrgico”.

Por otro lado, explicó que “las técnicas quirúrgicas tradicionales que nosotros realizamos son a cielo abierto, siendo bastantes cruentas con tiempo prolongado y que requiere de una estadía en terapia intensiva de hasta cinco días, incluyendo una transfusión sanguínea”, lo cual se traduce en una intervención compleja de alto riesgo que se ve agravada por el contexto de pandemia, la necesidad de no ocupar camas UTI y las limitaciones existentes para las cirugías programadas, lo que motivó al equipo del hospital a aplicar una nueva técnica menos invasiva.

“Esto nos otorga muchísimas ventajas: la primera es no utilizar la terapia intensiva y la segunda es que se reduce la necesidad de las transfusiones sanguíneas en solamente un 5 por ciento de los casos”, añadió Pelletiri, quien además confirmó que el paciente intervenido fue dado de alta a solo 24 horas de la operación: “No requirió de terapia intensiva, hoy está prácticamente asintomático y continúa su recuperación en su casa”.

Por su parte, la doctora Mariana Cuervo, quien también participó de la cirugía, señaló que “el tema más allá de la patología es cuando nos llegan los niños para ser evaluados, por lo que tenemos un tiempo límite como para hacer una cirugía ya sea endoscópica o bien a cielo abierto”.

Así, es muy importante una derivación temprana del paciente ya que esta cirugía no puede aplicarse a niños de más de 6 meses. “Por eso ahora queremos incitar mucho a la comunidad pediátrica para que deriven a estos niños con anticipación, porque nos darían la posibilidad de hacer este tipo de cirugía que tiene muchos beneficios respecto a la tradicional” culminó Cuervo.

Finalmente, el director del Hospital Notti, Jorge Pérez, destacó la importancia que tiene el nosocomio en cuanto a la demanda de este tipo de cirugías, ya que es el único hospital pediátrico de la región. Además, subrayó que esta novedosa cirugía que disminuye la posibilidad de mantener a un paciente en terapia, y reduce tanto los riesgos para el niño como también el manejo del dolor y los costos de los hemoderivados.

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?