"No al viejismo", una cruzada para que la edad no sea otra grieta

"No al viejismo", una cruzada para que la edad no sea otra grieta

No hace falta que lo diga la OMS: para vencer los prejuicios y estereotipos en torno de la vejez no se necesita una vacuna. Una campaña lanzada esta semana en el país apunta a un cambio de fondo donde los adultos mayores ya no sean sólo sinónimo de informaciones policiales o previsionales.

Rubén Valle

Rubén Valle

#Maridaje > Musicaliza esta columna Penguin Cafe Orchestra con Nothing Really Blue

 

Hizo falta no una enfermedad rara, una epidemia, una catástrofe climática, una corrida bancaria. Se necesitó una bruta pandemia para que los adultos mayores, nuestros viejos, aparecieran en el radar de los protagonistas. Un virus global logró que dejaran de ser nada más que los que esperaban la fecha de pago de la jubilación o las recurrentes víctimas de las más creativos "cuentos del tío".

Los geriátricos, en su gran mayoría ilegales o al borde, con la multiplicación de los contagios tuvieron que ser blanqueados y van indefectiblemente en camino de ser legalizados o, directamente, clausurados. En buena hora, entonces, que la lupa se detuvo en ellos para que los controles los alcancen y ya no sean parte de una película de terror que pocos pueden o quieren ver. 

La compra de remedios con receta digital, el pago online de tasas e impuestos, el cobro de la jubilación por home banking, las gestiones en línea en organismos públicos, son algunos de los trámites habituales que realizaban padeciendo eternas colas y larguísimas esperas y que, pandemia de por medio, "mágicamente" se tornaron más rápidas y efectivas. Tuvieron que aggiornarse a la fuerza (previo aggiornamiento del resto) o contar con ayuda para el aprendizaje, para que hoy muchos de ellos ya no se intimiden ante una computadora o un smartphone y se sientan más integrados que nunca.  

Siguiendo una bienvenida línea de sacarlos de detrás del decorado de la realidad, esta semana el PAMI y la Defensoría del Público lanzaron una excelente iniciativa que pretende desterrar los prejuicios y los estereotipos que circulan en torno a la vejez, no sólo en los medios sino también en la sociedad en general. El título de esta campaña busca ser tanto un #hashtag como un grito de guerra y un invitación a la empatía: “No al viejismo”. 

En 1968, el gerontólogo estadounidense Robert Butler acuñó el término "viejismo" o "edadismo" para referirse a los estereotipos y a la sistemática discriminación que padecían las personas mayores en la sociedad de entonces. Cincuenta y dos años después, nada ha cambiado. Ni acá ni allá. 

El viejismo, según el especialista, abarca desde las actitudes perjudiciales hacia la vejez y el proceso de envejecimiento hasta las prácticas discriminatorias e incluso políticas institucionales que perpetúan ciertos estereotipos sobre los ancianos.  

El envejecimiento debería enfrentarse, vivirse, percibirse, como un proceso natural, que no necesariamente vaya asociado a un detrimento físico y social. Sin embargo, el viejismo está demasiado arraigado. Y ahí, al corazón de ese karma etario, apunta la campaña que se lanzó oportunamente el Día Internacional de las Personas Mayores.  

La defensora del Público, Miriam Lewin, aporta al respecto un interesante y clarísimo enfoque: "Las personas mayores aparecen poco en los medios y cuando lo hacen es en las secciones de policiales y previsionales. Se las estereotipa, se las infantiliza, se las discrimina. Se las limita, no se les da voz. Es necesario un cambio de paradigma en los medios y en la sociedad, por eso iniciamos esta alianza para promover una toma de conciencia que termine con el viejismo y lograr que prevalezca una valoración positiva y una participación activa de los y las mayores en radio y televisión". 

Desinstalar esos estereotipos no supone una tarea fácil. Todo lo que sea sinónimo de "viejo" mueve a la omisión, la indiferencia, la exclusión. No garpa, no da clics. La cercanía -cronológica- con la muerte opera como un (falso) argumento para ubicarlos los más lejos posible, como si de esa manera la parca también quedara a una distancia aliviadora para él o la desentendida. 

La campaña argentina incluye spots publicitarios con la participación de músicos, actores, humoristas, periodistas, investigadores y deportistas, entre muchos otros, que harán causa común en subrayar el cambio de percepción acerca de nuestros mayores. 

Ese efecto bisagra requiere, lógicamente, de un trabajo más profundo que repetir consignas en medios y redes sociales. Por eso también habrá capacitaciones para periodistas y formadores de opinión, que tendrán a mano una guía con recomendaciones para el tratamiento de la información que involucre personas mayores, vejez y envejecimiento. 

Quienes compartimos la inevitable cuenta regresiva de nuestros padres sabemos en carne propia que la vejez requiere de un profundo aprendizaje, de mucho amor y paciencia, pero también desaprender demasiados preconceptos, superar no pocos miedos y también, por qué no, negociar con la inevitable finitud de uno mismo. 

 

#ElResaltador

Un cross a la resistencia

  • "El covid-19 trajo consigo una situación a nivel mundial que no quisiéramos haber vivido ninguno de nosotros y, al mismo tiempo, aceleró años de cambios en el comportamiento de las personas respecto al uso de la tecnología. Esto habilitará escenarios que se pensaban iban a suceder recién en 5 o 10 años. El covid le pegó un gancho derecho a la resistencia que había en adoptar nuevas tecnologías. El nuevo contexto trae grandes desafíos habilitados por la tecnología que sólo podrán ser aprovechados por las empresas si entienden el comportamiento y las expectativas de las personas que rodean a sus marcas (clientes, trabajadores, socios y cadena de valor)...La pandemia ha acelerado pagos digitales, telemedicina y robótica. Sumado a los cambios legales, de protección de datos y seguridad que cada uno de estos nuevos escenarios va a traer". 

{ Sofía Contreras, cofundadora de Chicas en Tecnología } 

#Solapa

Los 70, la década que siempre vuelve, de Ceferino Reato (Sudamericana, 240 páginas, $1.099)

  • Pasan los años, las décadas, y los argentinos seguimos discutiendo una y otra vez los años 70. En efecto, los 70  siempre vuelven. O nunca terminan de pasar. Esos años, verdadera orgía de sueños, ideales, sangre y muerte, vieron desfilar tres "patrias" por una misma nación: la socialista, que nunca llegó a nacer; la peronista, que se hizo añicos en poco tiempo; y la militar, cuyos horrores aún estremecen. No hay tragedia griega que se haya atrevido a tanto y, tal vez por eso, esa década -en la que la violencia política da la impresión de haber sido naturalizada- nos sigue interesando y atrayendo. Sin embargo, buena parte de lo dicho y escrito sobre ella lleva impresa la marca de la simplificación maniquea que presenta al pasado como una sucesión de episodios en el que batallan buenos y malos. Reato salta por encima de esa grieta para contar la foto completa.   

#PostaPodcast 

  • El Futuro: tecnología del día a día. Ramiro Terraza (fotógrafo y generador de contenido) y Ulises Ribas (compositor de efectos especiales) hacen este podcast donde se debate cómo es vivir en el futuro y cuánto influye la tecnología en el día a día. En sus dos episodios semanales, la dupla charla y brinda información acerca de smartphones, juegos, conexión a Internet y temas de los que quieren debatir pero en un clima relajado. Un podcast descontracturado, ameno y fácil de escuchar. Por Spotify

Temas

¿Querés recibir notificaciones de alertas?